Por razones profesionales me tuve que acercar hasta la localidad ourensana de Castro Caldelas. Las lluvias y un manto grisaceo cubria todo. Hacia frío y habia mucha humedad. Al caso es que llegue a Castro Caldelas sin ningún tipo de problema y despues de atender las razones que me llevaron allí me decidi a dar un paseo por sus viejas, empedradas y cohibidas calles. Cohibidas por la presencia de su castillo, un castillo muy bien conservado que fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1949.








Situado en la cumbre de Cima de Vila es el monumento más emblemático e importante de Castro Caldelas. Fue construido por el noble don Pedro Fernández de Castro entre los años 1336 y 1343. En sus inmediaciones tuvieron lugar numerosas batallas por el dominio de las tierras de la comarca. A partir del siglo XVI pierde parte de su carácter de fortaleza defensiva y pasa a ser residencia de la alta nobleza.









La planta de este castillo es un polígono irregular, perfectamente adaptado al terreno sobre el que se asienta. De la construcción original se conservan las murallas, tres torres, la casa del administrador y el patio de armas, pero no el foso que en tiempos debió rodear el recinto.

Sus muros presentan numerosos escudos que nos indican la propiedad del castillo en sus distintas épocas. En la puerta principal vemos las insignias de los Osorio (dos lobos), de los Castro (seis formas redondas o roeles), del Reino de León (un león rampante) y del Reino de Castilla (un castillo, que corresponde también al linaje de los Enríquez). Desde esta ubicación vemos a derecha la torre del reloj. En ella se aprecia una inscripción de la letra griega "tau", un símbolo asociado a la Orden de los Templarios, que pudo haber participado en algún episodio significativo de la historia de este castillo.




Son elementos de interés el pozo o aljibe, un corredor de madera en el patio y el Camino de Ronda, trazado por el interior de la muralla. En el interior, al que no pude acceder por falta de tiempo, se exponen una serie de objetos (monedas, fragmentos de cerámica, dardos, etc) encontrados durante las obras de restauración y reforma, un proceso que aún no ha sido finalizado. También podremos ver ruecas y telares de lino, ruedas de afilar, aperos de labranza y herramientas de carpintería.




En lo alto de Cima de Vila, muy cerca del castillo, y dominando un paisaje de increible belleza se encuentra la Iglesia de Santa Isabel. Esta vieja iglesia de la villa está rodeada por el cementerio. Su situación nos puede dar idea de cómo se fue modificando O Castro a lo largo de los siglos, ya que sin duda, fue esta zona la de mayor importancia.







El origen de esta edificación es del siglo  XVI,  aunque no se le noten mucho los aires renacentistas, salvo por el frontispicio. El retablo es posterior y  de estilo churrigueresco. Destacan ademas los escudos de armas de los Condes de Lemos situados en la puerta lateral, iguales que los que existen en el castillo

Bueno la verdad es que el dia, gris, triste y lluvioso, en vez de amargar la visita a Castro Caldela lo que hizo fue que resultase más mágica. Fue un placer oir los sonidos de la lluvia al cae sobre el suelo empedrado de las estrechas y viejas calles, el sonido del silencio, la quietud que existia, las vistas, las piedras,... Una autentica gozada





Fuentes: www.castrocaldelas.es y www.turismo.gal


Hoy me permito mostraros unas cuantas fotografías MACRO. Me gusta la fotografía en general. Me parece una muestra artística con infinidad de posibilidades técnicas y de contenido y que te permiten mostar distintos aspectos del mundo. Entre ellas están las fotos macros. Estas son fotos que están llenas de color y de detalle, retratando objetos diarios que rara vez había observado tan de cerca

En resumen, un mundo bellisimo a fotografiar
 



























Con motivo de las nevadas de los ultimos dias y puesto que hoy hacia un precioso y soleado dia nos acercamos hasta el oeste del Macizo Central ourensano, hasta la Sierra de San Mamede. Teníamos la intención de disfrutar de la naturaleza, de la grandiosa belleza de las montañas ourensanas y, de regreso, detenernos en el pueblo de Montederramo y visitar su monasterio.




El Monasterio de Santa Maria de Montederramo tiene su origen  en la antigua iglesia de San Juan (1124). Fue durante el año 1142 cuando Doña Teresa, hija de Alfonso VII, funda el Minasterio bajo la tutela del Cister. 



En el año 1528 se unió a la Congregación del Císter, en España, comenzando entonces la reconstrucción del edificio, incluso la iglesia, perteneciendo la mayoría de las obras al siglo XVI. 


La iglesia, esbelta, presenta una planta de cruz latina con tres naves de cinco tramos en el brazo mayor; brazos laterales marcados en planta, cinco capillas rectangulares, la central mayor. Las naves tienen bóvedas de crucería de supervivencia ojival, con lunetos y artesonado. En el crucero, la cúpula sobre pechinas con cupulín. La fachada es plana y fría. Se empezó la iglesia en el año 1598, siendo maestro de obras Juan de Tolosa, de la Compañía de Jesús, autor del Hospital de Medina del Campo, además de otros autores. Se acabó de construir en el año 1607, grabado en el remate de la fachada.




El monasterio dispone de dos claustros, el Claustro Reglar es el más antiguo y es de estilo ojival evolucionado, cuadrado, de cinco arcos semicirculares por lado y bóvedas estrelladas de nueve claves; el cuerpo superior ofrece arcos y ventanas por tramo renacentistas y barrocas. 

El segundo claustro, el Claustro Da Porteria, es cuadrado, elegante, de cuatro arcos semicirculares por lado sobre columnas exentas renacentistas, y medallones esculpidos y escudos, todo ello del siglo XVI. También tiene una amplia y monumental escalinata de bajada a la iglesia y una buena sacristía.

El reglar o procesional se comunica con la iglesia. En los primeros años 80 esta espacio fue rescatado de su estado de ruinas y, una vez finalizados los trabajos de restauración, comenzó a ser empleado como colegio. 











Durante siglos se consideró uno de los monasterios gallegos de mayor poderío económico y social, hasta que se produjo ladesamortizacion de Mendizabal 

Esta edificación está considerada desde el año 1951 como un Bien de Interes Cultural dentro del catálogo de monumentos del patrimonio historico de España. La fachada de la iglesia, acabada en 1607, es un ejemplo de estilo herreriano en Galicia.




Fuentes: wikipedia, www.turismo.gal


oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.