Sabía que estaba allí, recogida y protegida. Esta allí por que sus formas la delatan y sus molestias, aunque esporádicas, también. Pero hoy puse las palmas de las manos sobre ella, con cuidado y note como se movía, hoy note como giraba y se estiraba, como se mostraba inquieta y viva. Hoy me he sentido yo también mas vivo,…. Más vivo y mucho más feliz



Llevaba varios días caminando entre abedules y castaños. Era una fría mañana de otoño donde el rocío que lo cubría todo calaba profundamente en la hambruna que lo poseía. Su barba larga, sus roídas ropas y sus desgastadas sandalias, su bastón y un bolsón de cuero donde portaba lo poco que tenía le daban un aspecto fantasmal a esa temprana hora. Caminaba hacia el este cuando después de alcanzar un pequeño promontorio vio a lo lejos el humo que subía lentamente desde las chimeneas de las casas que formaban una aldea situada en un pequeño valle rodeado de unas impresionantes montañas. Todas las casas presentaban un aspecto humilde a excepción de un pequeño campanario que sobresalía de manera protectora entre todas ellas.

Siguió caminando hacia las casas agradeciendo a la providencia el haber encontrado ese lugar donde, sin duda, alguno de sus habitantes le podría ofrecer un poco de pan y un poco de vino. Los perros, en silencio, lo miraban mientras caminaba entre las casas, desconfiados, expectantes. Llamo a la puerta de la primera de las viviendas. Salio una mujer joven que portaba en brazos a un crío de meses mientras al fondo, al lado del fuego se veía a tres niños mas, con sus sucias caras y sus cabellos alborotados.

“Buenos días, señora -dijo el viajero- llevo varios días caminando por estas tierras y me encuentro un poco débil por lo que le pido, por favor, un trozo de pan que alivie mi hambre”. La mujer mirándolo a los ojos, impasible le contestó que lo lamentaba pero tenia muchas bocas que alimentar y poco pan y que pidiese en otra puerta. Dando las gracias a la joven madre se despidió y se alejo de esta primera casa oyendo como se cerraba la puerta a sus espaldas.

A unos pocos pasos de esta primera había otra casa y otra puerta. Llamo varias veces con el bastón no recibiendo mas repuesta que una indiferencia total. En la siguiente los malos modos y las malas palabras fueron todo lo que consiguió de su brusco habitante,....igual que esta fueron todas y cada una de las respuestas que obtuvo de las gentes del pueblo

Apesadumbrado y hambriento decidió continuar con su camino. Portando en su corazón un triste rencor por la poca generosidad y la falta de piedad por parte de todos aquellos que desde las sombras de sus casas miraban hacia el extraño como se arrastraba por la pedregosa calle que cruzaba el pueblo mientras mantenía la cabeza gacha

A la salida de la aldea, sobre una suave elevación estaba una casa de piedra con una mula atada a su entrada y un perro dormitando entre un montón de hierba seca. Una mujer cargaba las alforjas del animal con piezas de pan. Esta cuando vio pasar al vagabundo le pregunto si buscaba algo. "Un poco de generosidad me gustaría encontrar, pero con un trozo de pan ya me daría por satisfecho", contesto levantando la mirada. La mujer sin entender lo que decia, lo cogio de la mano y lo invito a entrar en la vivienda. Dentro había otra mujer, ambas eran hermanas, y estaba cociendo pan . La primera de ellas cogiendo un poco de masa lo metió en el horno y le ofreció un poco de vino rogándole que esperase un poco mientras se cocía el pan.

Al poco la pieza creció tanto dentro del horno que le fue imposible a las dos mujeres poder sacarlo fuera por lo que tuvieron deshacer el pan recién hecho en trozos mientras le pedían disculpas por este contratiempo. El hombre, con una sonrisa, les dijo que era igual y que agradecía infinitamente su amabilidad. Tan pronto sació su hambre, se levantó y se dirigió hacia la puerta diciéndoles a las mujeres que por ningún motivo saliesen de casa, que se mantuvieran en ella durante las horas que le restaban a ese día.

Bajó la colina hacia el pueblo y se dirigió a la plaza donde sus gentes se pararon a mirarlo mientras cuchicheaban entre ellos desconfiados. Tan pronto alcanzó el centro de la misma, se detuvo e irguiendo su bastón al cielo lo clavo en el suelo con gran decisión mientras gritaba a todos: “Aquí clavo mi bastón, aquí brote un gargallón”

.........................................................................................................................

El sol calentaba de manera inmisericorde, era sin duda un verano abrasador y los dos mercaderes sudaban mientras arrastraban sus monturas cargadas de mercaderías. Se dirigían al pueblo que se encontraba en las montañas y en donde esperaban realizar algunas ventas que compensasen tanto esfuerzo, tanto calor. Tan pronto alcanzaron la loma desde donde se ve el pueblo la sorpresa se reflejo en sus caras pues delante de ellos, allí donde antes había casas y gente había un gran lago que reflejaba el azul del cielo y donde destacaba una humilde casa de piedra en una pequeña isla situada en su mismo centro.

El pasado domingo llegue a Puebla de Sanabria por la mañana temprano. Me detuve algunos minutos para desayunar y leer el periódico. Poco después me monte en mi coche y me dirigí hacia la localidad de El Puente, punto de partida de un día por la zona cuyo epicentro es el Lago de Sanabria. Siguiendo una carretera local rodeada a ambos lados por una frondosa arboleda me dirigí a la parte norte de la laguna, hacia San Martín de Castañeda. Desde luego este es el sitio ideal para poder disfrutar de una vista completa del lago. Situado a lo largo de la carretera que lleva a la increíble Laguna de los Peces, es el núcleo mas antiguo de todos los que por allí podemos encontrar a parte de poseer un monasterio del siglo XII y de ser la fuente de inspiración de Miguel de Unamuno para escribir su libro "San Manuel, bueno y mártir" cuando allí vivió. Dejando atrás San Martín la carretera se vuelve estrecha y mareante por la cantidad de curvas que presenta, en cambio también es el camino hacia tierras donde las vacas pastan libremente, donde el paisaje es magnifico, la aire se hace sentir y el silencio es sobrecogedor. Al final de la misma está la Laguna de los peces. increíble por su situación y por en entorno que la enmarca. Desde luego que fue lo que mas me gustó del día.

Regresando por la misma carretera me dirigí a Vigo, pueblo agrícola (son famosos sus habones) y ganadero con una creciente actividad de recuperación de sus casas con fines turísticos. A este pueblo lo siguieron Ribadelago Nuevo y Ribadelago Viejo (que aún muestra los daños causados por la riada en 1959 que destrozó el pueblo y mató a muchos de sus vecinos), Pedrazales con sus típicas construcciones sanabresas, Trefacio (quizás el mas bonito de todos los pueblos que vi), Galende,...

Desde luego la zona merece la pena visitarla, sobre todo en primavera y otoño, caminar por sus sendas y sus rutas y ... pararse a tomar un café en cualquier cafetería pues os prometo que os darán una agradable conversación o incluso podréis oír alguna historia ...como la del vagabundo, su bastón y el "gargallón"


Hace ya unos años Juan Carlos me regaló un cuaderno de dibujo Ingres y unos lapices Bruynzeel que me permiten pasar buenisimos ratos garabateando, pintando caras (mi debilidad), buscando sombras y luces, .... Hacía ya un tiempo que los tenia guardado en un cajón pero hace unos días se me dió por hacer el retrato de Candela, mi niña Candela, y vaya....además de pasarmelo muy bien pues creo que no me salió mal.............bueno digo yo ;)

Dibujo obtenido a partir de aquí


En el horizonte, a una distancia de 6 meses, se vislumbra unas elecciones generales que deslumbran, sin duda, a la clase política española. Estos días se ve como todos ellos van tomando posiciones para comenzar con fuerza una carrera que los lleve a gobernar los designios de todos nosotros. ¿Vale, todo como siempre!.

No entro a valorar esto, pero si me parece curioso y preocupante una serie de medidas que esta tomando el gobierno Zapatero y que no me parecen acordes con una sociedad y un país que pretendemos se afiance entre los países más desarrollados del mundo (cuestión esta ampliamente discutible).

Hace ya un tiempo, recuerdo haber leído una frase de un político americano donde venia a decir que las promesas que hacían los políticos las acababan pagando todos los ciudadanos. Estoy de acuerdo con ello. Esta frase lleva implícita una idea que me parece interesante y que me gustaría tuviese un mayor calado en la clase política que gestiona “los fondos y el dinero que todos nosotros les damos” como para dedicarse a ofrecer primas, pagos, regalos,....subvenciones planteadas de una manera rápida, dentro de una "simple y burda" campaña demarketing, sin ningún tipo de consideración ni soporte presupuestario ni económico serio y planificado y que no busca más que fines electoralistas para perdurar en un sillón, que tampoco es suyo, que es nuestro.

¿A que viene esto? Esto viene a raíz de todas los subvenciones que pretende el Sr. Zapatero darnos para lograr ser una sociedad donde los logros sociales nos hagan “más mejores”. Algunas de estas brillasntes ocurrencias son las siguientes:

  1. Nos darán 2.500,00 euros por cada niño que tengamos, con el ánimo de conciliar la vida laboral y familiar. Si esto es el eje de una política familiar seria, por favor, que me lo expliquen pues no lo entiendo. A mi me parece una ocurrencia, sin más. Creo que la familia se merece un trato un poco mas meditado por parte del gobierno,... hay muchos tipos de familias, con ingresos distintos y necesidades distintas, donde están las contraprestaciones a las empresas para lograr esa conciliación, donde la red de guarderías, donde una política educativa seria,....

  2. La ley de dependencia, cuyo espíritu sin duda me parece de lo más loable, se plantea de una manera poco clara de cara a la ciudadania en cuanto a la aportación del Estado para cubrir las prestaciones que promueve. Asimismo esta ley no garantiza la libertad de elección de las personas en situación de dependencia ni una suficiente protección a las familias con parientes dependientes a su cargo.

  3. La ley de educación, es un tema especialmente grave desde mi punto de vista, por todas las repercusiones que traerá en nuestros jóvenes y a la sociedad en su conjunto. Puesto que España está, dentro de Europa, entre los países con peores resultados académicos, pues nada, ahora relajamos el control académico, dejamos de valorar el esfuerzo de los alumnos y todos tan contentos. Menos suspensos y..... peor formación.

  4. Los 210,00 para acceder al alquiler de una vivienda, ya es el colmo. Aparte de copiar o maquillar una ley que ya estaba en vigor, tal como indica sorpresivamente El País o El Mundo no trata de una manera profunda problema que llevan 3 años sin resolver. Esto tiene un marcado cariz electoral y que tira del superávit que todos nosotros logramos como para dedicarse a quemarlo de una manera poco razonable y de una manera completamente partidista

Señores del Gobierno, decía el humorista Eloy de la Iglesia una frase que deberían aplicarse: “...Señor no te pido que me deas, pero te ponme donde haya...”. Pues eso, no me deas 2500, 210,....euros (que, desde luego, no soy imbecil y si puedo me los meteré en el bolsillo), pero si que me gustaría que realizasen una política de la vivienda y del suelo seria, con deducciones fiscales, con reducciones impositivas que afecten a la sociedad en general, promotores, ciudadanos, y no solo a unos cuantos sin ningún tipo de proporcionalidad, que las políticas familiares, laborales, etc. sean beneficiosas a trabajadores y a empresas, que la formación y la educación se plantee de manera seria y libre de criterios partidistas,...... y por favor no nos traten por imbéciles, como llevan toda la legislatura haciéndolo


Cuando todos los días paso delante de su mesa, esta se encuentra llena de papeles. Estos no presentan ningún tipo de orden, estoy seguro de que la única función que tienen es la de esconder su vacío, el de la mesa y el suyo, el vacío de su tarea. Quizás sea por eso que no para de ir de un lado para otro, por lo que es raro encontrarlo sentado, siempre subiendo y siempre bajando, caminando por los pasillos o yendo en busca de cosas, en busca de los minutos. Sus manos siempre llenas de papeles y más papeles, de documentos para algún departamento. Su continua actividad la presenta adornada de una inmensa importancia cuando está frente a algún compañero donde, de paso, le cuenta el como y el porque de todo lo que ocurre por allí, esto siempre entre lamentos propios de un inútil y la chulería de un imbécil.

Otras veces si que se detiene, lo hace con solemnidad, respira y comienza un mitin adornado de un saber que nunca se molestó en tener. Habla por hablar, dice cosas que oye a otros tipos a los que, desde su criterio, si que poseen el definitivo conocimiento de las cosas. Le da absolutamente lo mismo hablar del interior de su casa como del interior de su culo. No entiende que lo íntimo es lo de uno y que hay que pedir permiso para tomarlo, pero tambier para compartirlo y no solo exigir que se respecte cuando no quiere que lo saquen en portada del panfleto vecinal

No se si existe alguna relación entre el vacío de su trabajo y su capacidad de llenar lo que lo rodea con vacuas palabras, pero todo esto lo complementa con una inexistente capacidad estética. Con ello no me refiero a que su aspecto no se ajuste más o menos a las modas. Cuestión esta que daría para discutir un rato y que me importa un bledo cuando se trata de los demás. Me refiero al hecho de que cuando uno hace algo, cualquier cosa, lo haga con elegancia, con cierto estilo, con orden. No entiendo, me jode mejor dicho, que las cosas se saquen de su sitio y se dejen en cualquier otro que no le corresponda, que las sillas parezcan personajes con vida que circulan solas por todos lados, que las torres de papeles crezcan y crezcan, y después siempre se llore por no encontrar lo que uno busca, que las notas sean trozos de papel escrito de cualquier manera y que no se considere al remitente como alguien al que debas un mínimo de atención. Odio la falta de gusto, la chabacanería. Me gustan las cosas bonitas

Alguien dirá que mi prepotencia, mi superioridad, mi “cabreo” me lo guarde o me lo trague, pero digo yo que un poquito de integridad, de inteligencia y de elegancia nos vendría bien a todos. Ah! y a mi....., por favor, que me dejen de tocar los huevos.


Un pequeño cambio en en diseño de la pagina....

Como podreis ver sólo le he dado un par de capitas de pintura y ha cambiado de lugar algunos cuadros. He dejado el espacio suficiente para seguir moviendome entre las sillas y las mesas y de este modo no arriesgar inutilmente mis débiles pantorrillas. Reconozco que no soy demasido aficionado a cambiar, de hecho le tengo cierta aversión y grima a todo lo que me suponga revolverme de mi cómodo (?) asiento, pero a veces, pocas o muchas veces, dependiendo de los culos y de los asientos, no queda más remedio que erguirse y ponerse manos a la obra.

De aqui a nada, y despues de comenzar a pintar el hueco de mi ascensor, puede que me adorne con un par de capas de pintura por dentro y por fuera no vaya a ser que las visitas que puedan llegar, y que seguro llegarán, no encuentren un lugar decente donde estar. Despues puede que cambio de sitio algunos objetos: colecciones inacabadas, recuerdos de cosas olvidadas, viejas tonterias, nuevas tonterias, hojas escritas en blanco, relatos con pretensiones y dibujos con galones, marcos conn fotos de cosas que seguro que algun dia fueron parte de alguna historia de indios y baqueros, .....

De todas maneras áún tengo el consuelo de que todavia me queda tiempo para llevar a cabo la mudanza, o quizas pueda que tenga todo el tiempo del mundo para estar siempre cambiando. Lo que si es seguro es que va a venir, algun día, un día no muy lejano, alguien que al que va a cambiar va a ser a mi. Seguro



Nota: Mi nueva cara

Posted in

Recuerdo lo mucho que me habia gustado la novela 1984 de G. Orwell por la manera de plantear una sociedad futura, en su tiempo, controlada por el "Gran Hermano" que todo lo veía, que todo lo controlaba. Muchas de las ideas que en la novela planteaba tienen cierto reflejo hoy en dia, para bien o para mal.
Bueno, el caso es que moviendome por Youtube mientras buscaba cosas relacionadas con los Mac, me encontré con este video,....que me gustó y que posiblemente haga que me relea la novela de Orwell 20 años despues de haberlo hecho la primera vez




Eran las 4:20 del dia de hoy cuando la matrona entreabrió la puerta que daba a la sala de partos con Candela en brazos. Ella, envuelta en gasas, se presentó a todos los que allí llevabamos unas cuantas horas esperandola con cansada impaciencia. Nos abalanzamos sobre ella mientras abria sus preciosos ojos azules correspondiendonos o extrañada de la presencia de tantas caras, de tantas cosar raras, cosas de un mundo al que le empezaba a tocar conocer. Fueron unas largisimas horas que justo en aquel minuto fueron olvidados mientras sonriendo o llorando, embobados o pasmados la recibimos como si fuese la unica niña del mundo. Eso si, puedo asegurar que en aquel momento solo existia ella
Felicidades a ella y, sobre todo a ellos, por haber decidido valiente y generosamente tenerla, gracias Candela por venir y por darnos, o darme la oportunidad de poder aprender todavia muchas mas cosas. Gracias por todo lo que escondes y guardas y que nos iras enseñando, a veces de sopetón y a veces a escondidas. Gracias por la ilusión, por el cariño, por la amistad, por todo lo que tragiste y que guardaban en sus bolsillos los que estaban tras las puertas del paritorio donde viniste a este mundo, en un viejo y mal iluminado pasillo.
Gracias Candela mia.


Llegamos esa mañana de Londres. Habíamos estado una semanita empapándonos del ambiente “britisht” de esa ciudad. La entrada al portal resulto un poco desalentador sobre todo por lo oscuro que estaba, y es que el cabrón del vecino del tercero seguía con su puta manía de apagar la luz para, de esta manera, “reducir la factura de Fenosa”.

Subimos al ascensor. Justo cuando la puerta estaba a punto de cerrarse una mano lo impidió. Era “otro” vecino que dándonos las buenas noches se metió dentro haciendo más reducido y claustrofóbico el habitáculo. Íbamos nosotros dos, las maletas y el nuevo inquilino con su filantrópico optimismo.

Nuestro acompañante no era mal tío, pero tenia la costumbre de hablar mostrando siempre, siempre, una sonrisita. Una costumbre que es difícil de quitar, si no te vacunas antes con algún que otro libro, y lo digo por lo de hablar, para quitar la sonrisita estúpida hay otras cosas. En el lento trayecto de subida nos puso al tanto de la vida social e institucional de la comunidad

Resulta que el presidente, el “señorito presidente” como él lo llamaba, había entablado una especial amistad con los vecinos de la quinta planta y habían pensado y comunicado, en una reunión extraordinaria de propietarios, la conveniencia de redactar una serie de estatutos nuevos donde se garanticen mucho mejor los derechos de todos nosotros. Según me comentaba nuestro corresponsal, su idea era la de lograr unas normativas que nos pusieran en primera línea de las comunidades de vecinos. Aspiraba a lograr una reducción del consumo energético eléctrico instalando unas placas solares en la cubierta, incluso se podría estudiar, seguía contando nuestro acompañante, en la posibilidad de instalar unos molinos. Con ello lograríamos la independencia energética e incluso podíamos vender los kilowatios que nos sobrasen. Además a nivel “social” pretendía crear unas comisiones íntervecinales para estudiar las problemáticas de cada vivienda, la mejora del nivel de vida de los inquilinos. Comentó que quería crear una especie de guarderías, ubicadas en la buhardilla o en algún piso que no estuviese habitado, donde se podría cuidar a los niños de todos los propietarios y permitir un cierto desahogo a los padres. Habló, incluso de una reducción en la cuota de la comunidad, para beneficiar el esfuerzo improbó de aquellos que han decidido ser padres y traer esa alegría a nuestras casas. Seguía con su crónica cuando llegamos a su piso. Lamentando no poder ponernos al día de la nueva situación de la comunidad nos informó que mirásemos en nuestro buzón pues encontraríamos una carta de la presidencia donde se nos informaba de eso y de alguna media más a desarrollar. Nos despedimos y seguimos subiendo

Llegamos a nuestro piso. Cuando salimos, esperando el ascensor estaba Pepe. Dándonos la bienvenida, se ofreció, sin que para nada se lo hubiésemos pedido, a ayudarnos con el equipaje. Bueno el caso, es que hecho mano a parte de nuestras maletas y se metió con nosotros en casa. Nos dijo que tal nos habían ido los días que estuvimos en Londres, y que él había estado con su señora en Monforte. Que ese si que era un sitio para visitar y conocer, aunque pareciese mentira. Yo asentí. Me comentó, con toda una confianza que desde luego yo no recuerdo haberle dado, que su señora decía que había que conocer lo nuestro antes de aventurarse a conocer y ver otras cosas que nos quedan más lejos, “no te lo tomes a mal, meu”, me decía el tío. “Pero es que tiene razón, aparte es que nosotros no podemos irnos a esos pueblos, quiero decir a Londres, como hacéis vosotros, pues los niños, ya sabes, y el trabajo. Es que nos sabes como está el trabajo, y es que si falto yo aquello no funciona, que te digo que no funciona que son todos unos inútiles”. Le dije que haber si quedábamos mejor un día y nos tomábamos unas cervezas y hablábamos de Londres, bueno y de Monforte.

Se marchó y yo mire hacia la jodida bombilla del pasillo que seguía fundida como cuando nos fuimos de viaje, y el tío listo del presidente hablando de montar “centrales solares y eólicas”, joder.

Nos ponemos a deshacer el equipaje. Ponemos la radio y escuchamos que hablan de que nos van a regalar 2.500,00 euros, que mueren unos niños colombianos vestidos de soldados españoles en una guerra que esta en proceso de paz o una paz que mas parece una guerra, que unos turistas que los matan por tener lo “poca vergüenza” de pisar tierras santas con sus impíos pies, que la luz subo o baja, no oí muy bien esa noticia, que si ahora el catecismo será socialista o que los socialistas llevaran catecismo, que los diputados están hechos unos haraganes, que es estado de la nación esta un poco pasado de cocción y que nos se sabe si habra dios que lo coma,..... Nada, que pongo música y escucho al Cigala “.................mira como me tiene apenao, mira como me tiene apenao, mira corazón no me llores,.................”

Lamento no haberme quedado un poquito mas en tierras británicas, y es que, sin tener ni idea de inglés, me entendía perfectamente con ellos. Ellos a lo suyo y yo a lo mío.



Ayer, tuvo lugar la presentación de la Agrupación vecinal de Taboadela (VETA) ante el propio pueblo, los vecinos y los medios que allí se citaron y que aspira a lograr un buen resultado en las próximas elecciones municipales del 27 de mayo.

Dicha agrupación vecinal presenta su candidatura formada por once ciudadanos, once vecinos de Taboadela, que luchan por lograr algún concejal frente a los tres partidos tradicionalmente presentes en el triste y aburrido mapa político de este pequeño ayuntamiento orensano.

Observando la lista de los vecinos que componen esta iniciativa, llama la atención su juventud, su nivel formativo y sus ganas de hacer algo por su pueblo y su ayuntamiento, frente a unas candidaturas que comicios tras comicios, no plantea soluciones, ilusión ni proyectos a unos vecinos que asumen como la única y mejor situación la coyuntura actual del consistorio, donde la desilusión, la falta de amor propio, la mísera autocomplacencia,…se sientan placidos en el butacón de alcalde.

Debo admitir que no he hablado de esta iniciativa con ninguna de las personas que forman parte de la agrupación para conocer cuales son las razones que les han llevado a dar este paso, pero si que creo que coinciden bastante con las que yo entiendo como suficientes para hacerlo

Como premisas previas a un planteamiento de lo que entiendo son las razones que han llevado al nacimiento de esta agrupación, me gustaría exponer cual es la situación actual y real de un ayuntamiento como el de Taboadela. Este es un pequeño ayuntamiento que forma parte de la zona metropolitana de Ourense, un ayuntamiento que desde la recuperación del sistema democrático ha estado gobernado por el Sr. Manuel Gallego Vila (PP), desde 1.979, frente a una ineficaz e insignificante presencia del PSOE y el BNG. Cuando hablo de gobernado, me gustaría puntualizar que todos los aspectos que han supuesto un desarrollo del pueblo, iniciativas o proyectos acontecidos en Taboadela han sido consecuencia del empuje de sus propios vecinos o del simple paso del tiempo y en consecuencia de la mejora socio-económica del país. Un dato que es curioso, es la perdida de censo poblacional de un ayuntamiento que linda con la capital orensana y con el principal motor económico de la provincia, el polígono de San Ciprian de Viñas. Al contrario que ocurre en el resto de ayuntamientos que se encuentran en situaciones similares, en Taboadela no se ha desarrollado ningún tipo de promoción urbanística o de iniciativa empresarial de interés, ninguna politica cultural ni que suponga un beneficio para la juventud, completamente olvidada en este ayuntamiento. Las iniciativas de ocio o deportivas no existen, aunque resulta curioso que después de 8 años, el alcalde establezca como punto fuerte de su programa electoral, unas piscinas ubicadas en el “apropiado” alto de San Juan donde llama la atención la falta de un pabellón que si posee cualquier otra población de la provincia. Asimismo, el desarrollo urbanístico es lamentable, su plan de ordenación municipal fue recurrido por la Xunta por no ser congruente y proporcional a las necesidades y demandas del municipio.

Es lamentablemente triste que no exista el más mínimo interés de la corporación municipal por su pueblo, por el ayuntamiento que representa, por sus vecinos. Interesa más que perdure una situación a base de favoritismos, de clientelismo,….Resulta indignante además, que iniciativas como las asociaciones de vecinos, las agrupaciones de empresarios, etc. no sean apoyadas, sino todo lo contrario, son dinamitadas e intervenidas, muchas veces de manera clara y evidente a fin de lograr silenciar a cualquiera que levante la voz o se digne a decir y pensar de manera diferente.

Me gustaría, y desde luego mi apoyo es para ellos, que este grupo de vecinos hagan que la gente se detenga a pensar, al menos por unos minutos, en el pueblo que tenemos, en el que han construido los políticos que se sientan en el consistorio y en definitiva si este es realmente el ayuntamiento que nos merecemos.

Decir, como convecino de todos los miembros de la nueva agrupación, que me siento orgulloso de pertenecer a “este Taboadela” y de saber que existen inquietudes, ganas de hacer y de luchar por algo y de ser portadores de un sentimiento de orgullo, por ser mejores y no ser miembros de un ayuntamiento triste que pasa completamente inadvertido para propios y para lo que no los son.

Por ultimo, señalar que cuando hablo de orgullo, lo distingo del orgullo con el que se visten nuestros gestores municipales y que podía ajustarse a la definición dada por el literato francés del siglo XVII, François de la Rochefoucauld, que lo definió comos "el orgullo que no quiere deber…. y el amor propio que no quiere pagar"


Hace unos días, exactamente el pasado día 11 de este mismo mes, recibí un correo electrónico de una persona que en nombre de la Editorial Ciudad Nueva, originaria de la capital argentina de Buenos Aires, me comentaba que había visto mis imagenes sobre Cuba. Muy cortesmente me pedía mi autorización para publicarla en el número correspondiente al mes de mayo, a lo que accedí gustoso y más cuando me comentó que era para ilustrar una nota sobre la escritora cubana Dulce María Loynaz.
Unicamente le pedí, a cambio de la utilización de las fotografías, que me informase cual iban a ser las imagenes publicadas, que hiciera constar mi nombre como autor de las misma y que me enviara una muestra de como iba a resultar la publicación.
Hoy he abierto el correo y me encontré con este archivo, por lo que me siento contento de que gente de tan lejos pueda ver algo que yo ví, algo que a mi me gustó fotografiar para guardar y con el tiempo poder recordar, algo que crei que era bonito tener. Esto se llama vanidad, pero bueno ....


- Camina, camina ,... y mira hacia delante que nos vamos a romper la crisma
- Ja, ja, ja, ja, ja, ja,.......................................ja, ja, ja,
- Te digo que mires hacia el frente y que dejes de mirarte los pies que por mucho que lo intentes la careta que llevas no te lo va a permitir. Sabes, eso es lo bueno y lo malo de estar celebrando a don Carnal con una careta que te oculte los ojos y la cara de los demás , que solo tu puedes ver aunque sea a través de esos pequeñitos agujeros aunque solo sea lo que tienes enfrente, aun cuando no te enteres de lo que pasa a los lados, ni arriba, ni mucho menos para atrás.
- Ja, ja, ja, ja, ja, ja,.......................................ja, ja, ja,...si, si ni lo que tengo delante si me descuido
- Bueno, es cosa del carnaval y de los disfraces
- Si, si , del carnaval, del carnaval
.......................................................................................................................
- Joer tía, que no vamos a llegar a tiempo de enganchar a la charanga esa del “chimpun, chimpun, chimpan”
- Chimpun, chimpun, chimpan
- Si, si ,... es que tienes un ritmo
- Carnaval, carnaval,....chimpun, chimpum, chimpan
- Ritmo y creatividad, sin duda
- ¿Que, ya vistes a la dichosa charanga,....o es que tenemos que ir a buscarlos a algún bar, que es donde creo yo que deben estar?
- Pues pueda que si, pueda que ese sea el sitio donde debamos ir
- Eso, y nos ponemos a bailar
- ¿Y si no están?
- Pues bailamos igual, y que pongan ellos después la música, por una vez que cambie el orden de las cosas que “pa” eso estamos donde estamos
- Vale, pero mira hacia delante
- Ja, ja, ja,....chimpun, chimpun, chimpan


No es que sea un tipo muy exigente, pero cada vez me resultan mas inaguantable los imbéciles. Cuando hablo de imbéciles, no creo que deba especificar mucho a quien me refiero. No digo que sean, estas gentes malas personas, no, con ser imbéciles tienen suficiente. Me amarga todo un día tener que encontrarme con uno, por no decir varios, y tener que escuchar sus sandeces, sus opiniones revestidas de una falsa autoridad o de un conocimiento de las cosas que no se sustenta en absolutamente nada, por no decir el tener que aguantar sus comentarios egocéntricos, sus “penas, penitas, penas”, sus palmaditas en la espalda o sus sonrisitas.... Odio profundamente a esos que hablan y no dicen nada, perdón, quiero decir a los que hablan y sitúan el porque de las cosas mas sencillas en estanterías donde lo único que puede existir es un puto florero de artificiales flores,....

No soy precisamente una persona con un amplio conocimiento de nada, bueno ni mediano, pero me gusta estar calladito y “exijo” no tener que escuchar y ver todas las tonterías que uno oye y ve todos los días. Puede que sea una manera de salir de la mas triste mediocridad, puede que sea la única manera de dejarse ver, puede que piensen que los imbéciles tienen sus cinco minutos de “prime time”, puede que fuese necesario decirle de vez en cuando “mira chaval, deja de hacer el imbécil que así no llegaras a ser mas eso”. Puede que eso es lo que deba decirles a la cara a todos ellos. Puede que si


oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.