ENERO


Se suspende el Dakar, por problemas de seguridad. Es el fin de esta mítica carrera
Plantean dotar de letra al himno español


FEBRERO


Sarkozi y la Bruni sella su amor casándose en el mes de febrero
Kosovo se independiza de Serbia
Pau Gasol ficha por los Lakers
Barden consigue el al mejor actor de reparto por su papel de psicópata asesino en 'No es país para viejos', de los hermanos Coen
Fidel Castro abandona el poder, o mejor dicho lo delega en su hermano Raúl, luciendo chándal
Se atisba con cierta claridad ciertos problemas económicos. Que viene, que viene la crisis (bueno a estas alturas de año se llamaba todavía “Desaceleración transitoria”


MARZO


ETA asesina al ex-concejal socialista de Mondragón Isaías Castro (los dirigentes políticos de su pueblo ni abren la boca)
Zapatero y el PSOE ganan las elecciones generales
Medvedev es elegido presidente de Rusia, aunque seguirá mandando Putin
Nace mi niña, nace Carlota (lo mejor del 2008)


ABRIL


El Playa de Bakio es secuestrado por piratas frente a costas somalíes. Poco después el gobierno paga y estos regresan a casa
Carmen Chacón es la primera mujer que llega al Ministerio de Defensa
Berlusconi gana las elecciones presidenciales en Italia, otra vez lamentablemente


MAYO


El Real Madrid gana la liga, por segunda vez consecutiva
Detenidos el oficial jefe y 30 policías de la policía de Coslada por su entramado de extorsión y chantaje
Dimite Maria San Gil de la presidencia del PP vasco, por claras diferencias con Rajoy y la nuevos planteamientos de política terrorista del partido
ETA mata al guardia civil Juan Manuel Piñuel
El Chikilicuatre alcanza el puesto 16 en Eurovisión
En Myanmar el ciclón deja un rastro de 140.000 muertos


JUNIO


Contador gana el Giro y Nadal gana, otra vez, Roland Garros
El Parlamento vasco aprueba la consulta popular planteada por Ibarretxe
Obama gana a Hillary Clipton, en la primarias demócratas
Comienza la Expo de Zaragoza
España gana la Eurocopa venciendo en la final a Alemania (1-0) con gol de Fernando Torres
Muere el diseñador Yves Saint-Laurent
Congreso del PP: a pesar de todo Rajoy fue reelegido como su presidente


JULIO


Karadic es detenido en Serbia, escondido detrás de unas barbas blancas
Sondas de la NASA confirman la presencia de agua en Marte
La líder colombiana Ingrid Betancourt es liberada por el ejército, después de 6 años de secuestroNadal gana Winbledon y Carlos Sastre gana el Tour
La inmobiliaria Martinsa-Fadesa anuncia la mayor suspensión de pagos de la historia de España.
La Crisis ya está aquí y el gobierno sigue sin enterarse
Tragedia en las costas almerienses: llegan entra los inmigrantes 10 bebés muertos
Apple lanza, a través de Telefónica, el iPhone en España
Las hipotecarias estadounidenses Fannie Mae y Freddy Mac se hunden, arrastrando los bolsas del mundo entero, y obligan la intervención del gobierno de Bush (el liberalismo defendido por este, se está haciendo añicos)


AGOSTO


El etarra De Juan sala de la cárcel
Accidente de un avión de Spanair en Barajas con un saldo de 153 muertos y 19 heridos
Conflicto bélico entre Rusia y Georgia
Olimpiadas de Pekín, donde destacan Usain Bolt y Michael Phels


SEPTIEMBRE


Garzón abre y deja la causa de los desaparecidos en el franquismo a los juzgados territoriales
Lehman Brothers solicitó la quiebra, Merrill Lynch fue vendida a bajo precio al Bank of America, la aseguradora AIG, la mayor de los EEUU, fue intervenida por la Reserva Federal,...
Atentado islamista en Islamabad que afecta al Hotel Marrito
Contador gana la Vuelta a España
ETA mata en Santoña a un militar
10 estudiantes son asesinados por un compañero en Finlandia
Muere Paul Newman
Se pone en marcha uno de los retos científicos más importantes de los últimos años: El acelerador de partículas


OCTUBRE


El desplome de las Bolsas mundiales es general. El IBEX-35 se reduce en casi 6000 puntos para alcanzar el mismo nivel que en 2005. Lo que se gano en 3 años, se perdió en el 2008
ETA atenta en la Universidad de Pamplona sin victimas mortales
Nadal logra el Príncipe de Asturias
Nace en Sevilla el primer bebé libre de una enfermedad hereditaria y compatible con su hermano, del que podrá ser donante


NOVIEMBRE


Mueren 2 soldados españoles victimas de un atentado en Afganistán
Unos porteros asesinan a un chico de 18 años a la entrada de la discoteca madrileña “El Balcón de Rosales”
Polémica por la “Cúpula de Barceló”
Obama gana las elecciones en los EE.UU., todo el mundo quiere estar al lado del nuevo “Mesías” mundial
Atentado en Bombay contra intereses turísticos
Hamilton es el campeón más joven de la historia de la Formula 1
Los países del G-20 (España iba de invitada) acuerdan un plan de acción contra la crisis que excluye la regulación excesiva y el proteccionismo.
Se detiene a Txeroki, numero uno de ETA, en noviembre y en diciembre a su sustituto, Iriondo
España gana la Copa Davis, frente a Argentina, por primera vez fuera de casa
El nivel de paro alcanza en España el nivel más alto de los últimos 10 años


DICIEMBRE


ETA asesina al empresario Ignacio Uria en Azpeitia
Un periodista irakí, en una rueda de prensa, le lanza sus zapatos a Bush
Bernard L. Madoff, detenido por un fraude que podría ascender a 50.000 millones de dólares
El precio de dinero en los EE.UU. está al 0,25% (el margen de maniobra del gobierno a nivel de política monetaria se esta reduciendo)
Israel bombardea la franja de Gaza
Atentado de ETA en Bilbao, en el barrio de Basurto, contra las instalaciones del televisión vasca







Cada vez más la prensa que leo es a través de internet, dejando la tradicional, la prensa escrita para el ratito que a media mañana tengo en el trabajo y que saboreo junto con mi café y la de los fines de semana que hacen que los desayunos sepan aun mejor. Bueno el caso es que un muy buen amigo mío, conociendo mi aficion por la fotografia y la actualidad informativa, me envió el enlace a una pagina donde se muestran las noticias del mundo también a través de magníficas fotografías. Gracias J.T.


(REUTERS/Luiz Vasconcelos-A Critica/AE)


Vale, el próximo año llegará Navidad y volveré a "cantar villancicos" con los mismos "pastorcillos". Vale, lo haré, lo haré de nuevo  para que no se diga que presento una clara falta de compañerismo hacia mi coro de cantores. Volveré a decir, con una estupida sonrisa,  que todo fue perfecto, que estuvo realmente muy bien, ... aunque me metiese en la cama con los oídos pitando y apestando a "incienso" y a "mirra",  o al revés que no se yo cual fue el primero o el segundo plato de esta comida.

Sin duda alguna, el próximo año volveremos a cantar gritandonos  canciones navideñas regadas de algún que otro licor o riendonos de otras muchas y variadas  tonterías, que para esos los villancicos dan mucho juego. Le tomaremos el pelo al gordo que canta por ser gordo, y por cantar, y al soprano calvo por no tener pelo, y al maricón que no entiende de "arre borriquitos, arre burros arre", ni de "caminos que llevan a Belén", etc. Volveremos a los catorce años cada vez que nos suda la polla o cuando uno de la banda chilla a otro, también de la misma banda, por ser un puto maricón y por no saber hacer las dos voces... que bonito. Resultara enternecedor, y muy divertido aguantar las borracheras sonoras de otros, otros de tu grupo y otros de grupos que pasan a tu lado, que para esos estamos en unas fechas de concordia y fraternidad,... y villancicos

La verdad es que seria mucho mejor que cantase yo solito alguna vieja canción, aunque no fuese un villancico, digo yo , además sin nadie ni mirandome ni escuchandome,  siempre podría mandarme a la mierda si se me ocurre levantar mucho el tono o desafinar o .... yo que sé

Ah!,...Feliz Navidad y todo eso....



Vale no es un villancico, pero es que es mucho mejor ;)



Hoy se me dio por releer apuntes de cuando estudiaba (ya hace, ya) datos relacionados con economistas como Adam Smith, Keynes, alguno todavia vivo como John F. Nash, etc. Desgranaba textos donde se decian cosas como "...la clave del bienestar social esta en un crecimiento economico potenciado por la division del trabajo...", "...la importancia del egoismo particular, sin perder de vista que eso sea extensible al resto de la sociedad...", "...solo se obtendrán beneficios consistentes en sociedades bien gobernadas", el distinguier entre "valor de uso y valor de cambio", todo ello planteado por Smith. Tambien volvi a leer cosas como la importancia de la "demanda agregada" (demanda interna + las transaciones exteriores), la lucha contra la inflacion, los tipos de interes flexibles, la lucha contra el desempleo mediantes la potenciacion del consumo y la inversion, las politicas activas de los gobiernos primando el gasto en obras publicas, el intervencionismo del estado, el "gasto deficitario" (en este tema Keynes mostro cierta contradicion con el paso de los años), ... todo ello de la cosecha del renombrado, estos ultimos tiempos, John Maynard Keynes. Estuve intentando entender la "Teoría del equilibrio" de John F. Nash (buff, hace falta concentrarse), y pretendia llegar a la obra de Marx, de Karl Marx, cuando encontre el siguiente articulo del otro Marx, de Grouxho Marx. Me parecio de lo mas ilustrativo respecto a los tiempos en que nos movemos asi que ahi va:


"...Muy pronto un negocio mucho más atractivo que el teatral atrajo mi atención y la del país. Era un asuntillo llamado mercado de valores. Lo conocí por primera vez hacia 1926. Constituyó una sorpresa muy agradable descubrir que era un negociante muy astuto. O por lo menos eso parecía, porque todo lo que compraba aumentaba de valor. No tenía asesor financiero ¿Quién lo necesitaba? Podías cerrar los ojos, apoyar el dedo en cualquier punto del enorme tablero mural y la acción que acababas de comprar empezaba inmediatamente a subir. Nunca obtuve beneficios. Parecía absurdo vender una acción a treinta cuando se sabía que dentro del año doblaría o triplicaría su valor. 

Mi sueldo semanal era de unos dos mil, pero esto era calderilla en comparación con la pasta que ganaba teóricamente en Wall Street. Disfrutaba trabajando en la revista pero el salario me interesaba muy poco. Aceptaba de todo el mundo confidencias sobre el mercado de valores. Ahora cuesta creerlo pero incidentes como el que sigue eran corrientes en aquellos días. 

Subí a un ascensor del hotel Copley Plaza, en Boston. El ascensorista me reconoció y dijo: - Hace un ratito han subido dos individuoss, señor Marx, ¿sabe? Peces gordos, de verdad. Vestían americanas cruzadas y llevaban claveles en las solapas. Hablaban del mercado de valores y, créame, amigo, tenían aspecto de saber lo que decían. No se han figurado que yo estaba escuchándoles, pero cuando manejo el ascensor siempre tengo el oído atento. ¡No voy a pasarme toda la vida haciendo subir y bajar uno de estos cajones! El caso es que oí que uno de los individuos decía al otro: "Ponga todo el dinero que pueda obtener en United Corporation" […] 

Le di cinco dólares y corrí hacia la habitación de Harpo. Le informé inmediatamente acerca de esta mina de oro en potencia con que me había tropezado en el ascensor. Harpo acababa de desayunar y todavía iba en batín. -En el vestíbulo de este hotel están las ooficinas de un agente de Bolsa -dijo-. Espera a que me vista y correremos a comprar estas acciones antes de que se esparza la noticia. -Harpo -dije-, ¿estás loco? ¡Si esperamos hasta que te hayas vestido, estas acciones pueden subir diez enteros! De modo que con mis ropas de calle y Harpo con su batín, corrimos hacia el vestíbulo, entramos en el despacho del agente y en un santiamén compramos acciones de United Corporation por valor de ciento sesenta mil dólares, con una garantía del veinticinco por ciento. Para los pocos afortunados que no se arruinaron en 1929 y que no estén familiarizados con Wall Street, permítanme explicar lo que significa esa garantía del veinticinco por ciento. Por ejemplo, si uno compraba ochenta mil dólares de acciones, sólo tenía que pagar en efectivo veinte mil. El resto se le quedaba a deber al agente. Era como robar dinero. 

El miércoles por la tarde, en Broadway, Chico encontró a un habitual de Wall Street, quien le dijo en un susurro: -Chico, ahora vengo de Wall Street y allí no se habla de otra cosa que del Cobre Anaconda. Se vende a ciento treinta y ocho dólares la acción y se rumorea que llegará hasta los quinientos. ¡Cómpralas antes de que sea demasiado tarde! Lo sé de muy buena tinta. Chico corrió inmediatamente hacia el teatro, con la noticia de esta oportunidad. Era una función de tarde y retrasamos treinta minutos el alzamiento del telón hasta que nuestro agente nos aseguró que habíamos tenido la fortuna de conseguir seiscientas acciones. ¡Estábamos entusiasmados! Chico, Harpo y yo éramos cada uno propietarios de doscientas acciones de estos valores que rezumaban oro. El agente incluso nos felicitó. Dijo: - No ocurre a menudo que alguien entre conn tan buen pie en una Compañía como la Anaconda. 

El mercado siguió subiendo y subiendo. Cuando estábamos de gira, Max Gordon, el productor teatral, solía ponerme una conferencia telefónica cada mañana desde Nueva York, sólo para informarme de la cotización del mercado y de sus predicciones para el día. Dichos augurios nunca variaban. Siempre eran "arriba, arriba, arriba". Hasta entonces yo no había imaginado que uno pudiera hacerse rico sin trabajar. Max me llamó una mañana y me aconsejó que comprara unos valores llamados Auburn. Eran de una compañía de automóviles, ahora inexistente. -Marx -dijo- es una gran oportunidad. Pegaará más saltos que un canguro. Cómpralo ahora, antes de que sea demasiado tarde. Luego añadió: -¿Por qué no abandonas el teatro y olvidass esos miserables dos mil semanales que ganas? Son calderilla. Tal como manejas tus finanzas, aseguraría que puedes ganar más dinero en una hora, instalado en el despacho de un agente de valores, que los que puedes obtener haciendo ocho representaciones semanales en Broadway. -Max -contesté-, no hay duda de que tu connsejo es sensacional. Pero al fin y al cabo tengo ciertas obligaciones con Kaufman, Ryskind, Irving Berlin y con mi productor Sam Harris. Los que por entonces no sabía era que Kaufman, Ruskind, Berlin y Harris también compraban a crédito y que, finalmente, iban a ser aniquilados por sus asesores financieros. Sin embargo, por consejo de Max, llamé inmediatamente a mi agente y le instruí para que me comprara quinientas acciones de la Auburn Motor Company. 

Pocas semanas más tarde, me encontraba paseando por los terrenos de un club de campo, con el señor Gordon […] El día anterior, las Auburn habían pegado un salto de treinta y ocho enteros. Me volví hacia mi compañero de golf y dije: -Max, ¿cuanto tiempo durará esto? Max repuso, utilizando una frase de Al Jolson. -Hermano, ¡todavía no has visto nada!

Lo más sorprendente del mercado, en 1929, era que nadie vendía una sola acción. La gente compraba sin cesar. Un día, con cierta timidez, hablé a mi agente acerca de este fenómeno especulativo. - No sé gran cosa sobre Wall Street - empeecé a decir en son de disculpa- pero, ¿qué es lo que hace que esas acciones sigan ascendiendo? ¿No debiera haber alguna relación entre las ganancias de una compañía, sus dividendos y el precio de venta de sus acciones? Por encima de mi cabeza, miró a una nueva víctima que acababa de entrar en su despacho y dijo: - Señor Marx, tiene mucho que aprender aceerca del mercado de valores. Lo que usted no sabe respecto a las acciones serviría para llenar un libro. - Oiga, buen hombre -repliqué-. He venido aquí en busca de consejo. Si no sabe usted hablar con cortesía, hay otros que tendrán mucho gusto en encargarse de mis asuntos. Y ahora ¿qué estaba usted diciendo? Adecuadamente castigado y amansado, respondió: - Señor Marx, tal vez no se dé cuenta, perro éste ha cesado de ser un mercado nacional. Ahora somos un mercado mundial. Recibimos órdenes de compra de todos los países de Europa, de América del Sur e incluso de Oriente. Esta mañana hemos recibido de la India un encargo para comprar mil acciones de Tuberías Crane. Con cierto cansancio pregunté: -¿Cree que es una buena compra? -No hay otra mejor -me contestó-. Si hay aalgo que todos hemos de usar son las tuberías. (Se me ocurrieron otras cuantas cosas más, pero no estaba seguro de que apareciesen en las listas de cotizaciones.) -Eso es ridículo -dije-. Tengo varios amiggos pieles rojas en Dakota del Sur y no utilizan las tuberías. -Solté una carcajada para celebrar mi salida, pero él permaneció muy serio, de modo que proseguí-. ¿Dice usted que desde la India le envían órdenes de compra de Tuberías Crane? Si en la lejana India piden tuberías, deben de saber algo sensacional. Apúnteme para doscientas acciones; no, mejor aún, que sean trescientas 

Mientras el mercado seguía ascendiendo hacia el firmamento, empecé a sentirme cada vez más nervioso. El poco juicio que tenía me aconsejaba vender, pero, al igual que todos los demás primos, era avaricioso. Lamentaba desprenderme de cualquier acción, pues estaba seguro de que iba doblar su valor en pocos meses. 

En los periódicos actuales leo con frecuencia artículos relativos a espectadores que se quejan de haber pagado hasta un centenar de dólares por dos entradas para ver My Fair Lady (1) (Personalmente opino que vale esos dólares.) Bueno, una vez pague treinta y ocho mil por ver a Eddie Cantor en el Palace […] Cantor era vecino mío en Great Neek. Como era viejo amigo suyo cuando terminó la representación fue a verle en su camerino. […] Encanto -prosiguió Cantor-, ¿qué te ha parecido mi espectáculo? Miré hacia atrás, suponiendo que habría entrado alguna muchacha. Desdichadamente no era así, y comprendí que se dirigía a mí. Eddie, cariño - contesté con entusiasmo verdadero-, ¡has estado soberbio! Me disponía a lanzarle unos cuantos piropos más cuando me miró afectuosamente con aquellos ojos grandes y brillantes, apoyó las manos en mis hombros y dijo: -Precioso, ¿tienes algunas Goldman Sachs? -Dulzura -respondí (a este juego pueden juugar dos)-, no sólo no tengo ninguna, sino que nunca he oído hablar de ellas ¿Qué es Goldman Sachs? ¿Una marca de harinas? Me cogió por ambas solapas y me atrajo hacia mí. Por un momento pensé que iba a besarme. -¡No me digas que nunca has oído hablar dee las Goldman Sachs! -exclamó incrédulamente-. Es la compañía de inversiones más sensacional de todo el mercado de valores . Luego consultó su reloj y dijo: -Hoy es demasiado tarde. La Bolsa está ya cerrada. Pero, mañana por la mañana, nene, lo primero que tienes que hacer es coger el sombrero y correr al despacho de tu agente para comprar doscientas acciones de Goldman Sachs. Creo que hoy ha cerrado a 156… ¡y a 156 es un robo! Luego Eddie me palmoteó una mejilla, yo le palmoteé la suya y nos separamos. ¡Amigo! ¡Qué contento estaba de haber ido a ver a Cantor a su camerino! Figurese, si no llego a ir aquella tarde al Teatro Palace, no hubiese tenido aquella confidencia. A la mañana siguiente, antes del desayuno, corrí al despacho del agente en el momento en que se abría la Bolsa. Aflojé el veinticinco por ciento de treinta y ocho mil dólares y me convertí en afortunado propietario de doscientas acciones de la Goldman Sachs, la mejor compañía de inversiones de América 

Entonces empecé a pasarme las mañanas instalado en el despacho de un agente de Bolsa, contemplando un gran cuadro mural lleno de signos que no entendía. A no ser que llegara temprano, ni siquiera me era posible entrar. Muchas de las agencias de Bolsa tenían más público que la mayoría de los teatros de Broadway. Parecía que casi todos mis conocidos se interesaran por el mercado de valores. La mayoría de las conversaciones se limitaban a la cantidad que tal y tal valor habían subido la semana pasada, o cosas similares. El fontanero, el carnicero, el panadero, el hombre del hielo, todos anhelantes de hacerse ricos, arrojaban sus mezquinos salarios -y en muchos casos sus ahorros de toda la vida- en Wall Street. Ocasionalmente, el mercado flaqueaba, pero muy pronto se liberaba la resistencia que ofrecían los prudentes y sensatos, y proseguía su continua ascensión. 

De vez en cuando algún profeta financiero publicaba un artículo sombrío advirtiendo al público que los precios no guardaban ninguna proporción con los verdaderos valores y recordando que todo lo que sube debe bajar. Pero apenas si nadie prestaba atención a estos conservadores tontos y a sus palabras idiotas de cautela. Incluso Barney Baruch, el Sócrates de Central Park y mago financiero americano, lanzó una llamada de advertencia. No recuerdo su frase exacta, pero venía a ser así: "Cuando el mercado de valores se convierte en noticia de primera página, ha sonado la hora de retirarse." 

Yo no estaba presente cuando la Fiebre del Oro del cuarenta y nueve. Me refiero a 1849. Pero imagino que esa fiebre fue muy parecida a la que ahora infectaba al todo el país. El presidente Hoover estaba pescando y el resto del gobierno federal parecía completamente ajeno a lo que sucedía. No estoy seguro de que hubiesen conseguido algo aunque lo hubieran intentado, pero en todo caso el mercado se deslizó alegremente hacia su perdición. 

Un día concreto, el mercado comenzó a vacilar. Unos cuantos de los clientes más nerviosos fueron presos del pánico y empezaron a descargarse. Eso ocurrió hace casi treinta años y no recuerdo las diversas fases de la catástrofe que caía sobre nosotros, pero así como al principio del auge todo el mundo quería comprar, al empezar el pánico todo el mundo quiso vender. Al principio las ventas se hacían ordenadamente, pero pronto el pánico echó a un lado el buen juicio y todos empezaron a lanzar al ruedo sus valores que por entonces solo tenían el nombre de tales. Luego el pánico alcanzó a los agentes de Bolsa, quienes empezaron a chillar reclamando garantías adicionales. Esta era una broma pesada, porque la mayor parte de los accionistas se habían quedado sin dinero, y los agentes empezaron a vender acciones a cualquier precio. Yo fui uno de los afectados. Desdichadamente, todavía me quedaba dinero en el Banco. Para evitar que vendieran mi papel empecé a firmar cheques febrilmente para cubrir las garantías que desaparecían rápidamente. 

Luego, un martes espectacular, Wall Street lanzó la toalla y sencillamente se derrumbó. Eso de la toalla es una frase adecuada, porque por entonces todo el país estaba llorando. Algunos de mis conocidos perdieron millones. Yo tuve más suerte. Lo único que perdí fueron doscientos cuarenta mil dólares (o ciento veinte semanas de trabajo, a dos mil por semana). Hubiese perdido más pero era todo el dinero que tenía. El día del hundimiento final, mi amigo, antaño asesor financiero y astuto comerciante, Max Gordon, me telefoneó desde Nueva York. [...] Todo lo que dijo fue: "¡la broma ha terminado!" Antes de que yo pudiese contestar el teléfono se había quedado mudo...se suicidó. 

En toda la bazofia escrita por los analistas del mercado, me parece que nadie hizo un resumen de la situación de una manera tan sucinta como mi amigo el señor Gordon. En aquellas palabras lo dijo todo. Desde luego, la broma había terminado. Creo que el único motivo por el que seguí viviendo fue el convencimiento consolador de que todos mis amigos estaban en la misma situación. Incluso la desdicha financiera, al igual que la de cualquier otra especie, prefiere la compañía. Si mi agente hubiese empezado a vender mis acciones cuando empezaron a tambalearse, hubiese salvado una verdadera fortuna. Pero como no me era posible imaginar que pudiesen bajar más, empecé a pedir prestado dinero del Banco para cubrir las garantías. Las acciones de Cobre Anaconda se fundieron como las nieves del Kilimanjaro (no creas que no he leído a Hemingway), y finalmente se estabilizaron a 2 7/8. La confidencia del ascensorista de Boston respecto a United Corporation se saldó a 3,50. Las habíamos comprado a 60. La función de Cantor en el Palace fue magnífica ¿Goldman-Sachs a 156 dólares? Cuando la máxima depresión del mercado, podía comprárselas a un dólar por acción. 

El ir al desahucio financiero no constituyó una pérdida total. A cambio de mis doscientos cuarenta mil dólares obtuve un insomnio galopante, y en mi círculo social el desvelamiento empezó a sustituir al mercado de valores como principal tema de conversación..." 

Mi admiración por este hombre



Un día a la semana tenemos partido. Estamos casi finalizando la primera vuelta de la liga regular y vamos segundos con claras opciones de lograr alcanzar la primera posición. Hoy era uno de esos días en que teníamos partido, el partido de futbol. Era a las 8:00 de la tarde. Corriendo llegue al pabellón donde la mayoria del equipo estaba ya cambiado y calentando en la cancha. No lo dije antes pero jugamos en una cancha porque somos un equipo de "futbito", vale. Lo que iba diciendo, estaban calentando así que yo era el último en llegar, el último en cambiarme y, por tanto, el primero en sentarme en el banquillo. No pasaba nada, todos somos compañeros, todos formamos parte de un mismo equipo y todos somos importantes.

El caso es que aunque la clasificación indicaba que nuestro rival era claramente inferior hay que considerar que hoy en día cualquier equipo puede darte un susto así que el mister gritaba desde el banquillo que moviéramos rápido la pelota -"tocamos y nos desmarcamos, tocamos y nos desmarcamos,...que corra el balón, joder...- y en esa estábamos uno pivotando detrás de la defensa quieto para que no notasen mucho que estaba allí, otro corriendo como un loco y dos, los dos de atrás regateandose a si mismos, para despistar y para que quedara claro que técnica, técnica nos sobraba,....bueno, nos sobraba hasta que se perdía el balón y y había que correr y eso....eso es para otro tipo de jugadores pues, como en la vida, hay diferencias y unos serán peones y otros arquitectos.

A los diez minutos comenzaron el carrusel de cambios "entra tu haber si pones algo de orden", decía el mister a uno de mis compañeros que miraba con tensión a la cancha. Fue entrar y en una buena combinación ...de malos entendidos dejo la pelota a los pies del recién salido al campo y.... "Gooooooooool", un gol que inaguró el marcador, fue el primer tanto en para subir a nuestro casillero 

Ese fue el 1-0 y dio paso a más goles y los primeros piques de los contrarios que no acababan de digerir que algunos tenían maneras "zidanistas" de tocar el balón, no entendías los pases de tacón al arbitro que estaba en la banda, ni la elegante manera de aguantar el balón hasta que tenias a dos contrarios encima y pretendías dar el paso del siglo, fallando "10 de cada 5 veces". Incluso se enfadaban por que uno gritase y se revolviese en el suelo con cara de dolor agarrandose el tobillo cuando, los muy desgraciados, te empujaban por la espalda,..."joder vaya tropa".

Bueno el caso es que el partido se desarrolló por estos derroteros, es decir jugando al ..17 toque, con desmarques incomprensibles, digo yo, porque era más bien raro que te pasasen un puto balón, con esprintes de 3 metros, ...aún así marcamos el 2-0, el 3-0 y, el definitivo 4-0 final que hacia justicia a los méritos del equipo

Exahustos y contentos nos fuimos al vestuario por haber defendido con honor la camiseta de nuestro equipo, el equipo en el que desde pequeñito siempre quise jugar...y que ahora con los años nos da la oportunidad de mostrar al mundo nuestro talento en el "futbito"



Hoy decidimos comenzar con las compras de Navidad, a pesar de ser el día de la Constitución. Por ello, y después de que Carlota durmiese su siesta y tomase su merienda (se me iban los ojos al puré de frutas, mmmmm) nos fuimos al centro comercial, que ese si estaba abierto y dispuesto en atendernos. Allí, sin exagerar debíamos estar medio mundo por lo que el panorama ya pintaba bien de principio.

Nos dirigimos a la tienda de juguetes, dejando antes un cd en una tienda de fotografía para que me revelasen 14 fotos "de ná". La atareada chica que me atendió me dijo que pasase hora y media después que las tendría listas. Bien, el guión seguía el curso que a mi más me gustaba. El caso es que en la juguetería, pues era una juguetería aunque pareciese mas bien un circuito de carritos de niño moviendose por entre las estanterías buscando "chicanes" donde poder adelantar o poder alcanzar la "muñeca mandarina que baila y te llama a gritos por que sea ha meado". El caso es que comenzamos a establecer nuestra particular "teoría de relaciones", es decir, "...tu crees que este cacharro con música interactivo le gustara al niño...., pero mujer si aquí pone que es para mayores de 3 años y el niño tiene 9 meses,..... a vale y si llevamos este mono que ríe mientras chupa el plátano?.....bah, pues no se, como que no veo yo al mono, quiero decir que no veo yo al niño con el mono,...." 

Así estuvimos cerca de una hora hasta que cumplimos parte de la misión que nos encomendamos,....aun quedan otros objetivos que deberemos atender otro día, y pasamos a nuestra siguiente capitulo de la película: pagar y que nos envuelvan los regalos. Ambas cuestiones solo tuvo como inconvenientes la interminable cola de carritos de críos conducidos de una manera totalmente desordenada por sus pilotos (no digo yo que trafico  deba meterse en este terreno, quizás la imposición de algún tipo de sanción lleve acarreado, aparte de la perdida de algún punto, la perdida de algún gesto de mala educación). Cuando salimos de allí, portando los juguetes mas grandes de la tienda, parecíamos unos beduinos en marcha por el desierto, imaginense: el carrito con la cría, a ambos lados los grandes bolsas que tocaban el suelo, uno tirando del carro con la cazadora sobre el asa de esta por la tremenda calor que había en el centro comercial y el otro con dos bolsas aun mayores que las anteriores que te forzaban a llevar los brazos doblados para evitar que tocase el suelo,.....nada todo de los mas divertido, je,je

Puesto que dejamos el coche en un parking fuera del edificio y puesto que la juguetería estaba en la planta baja no nos quedaba mas narices que utilizar el ascensor,.....ja,ja...Allí frente a las puertas con miradas amenazantes que dejaban entrever que por nada del mundo perderían su privilegiada posición para poder entrar los primeros en ascensor. Sin embargo, a esas horas los ascensores estaban llenos, siempre estaban llenos. Solución, subir por las escaleras automáticas: nosotros, el carrito, las bolsas, las cazadoras,....y mucha más gente

"....cuidado levanta el carro que la niña se cae, deja la bolsa que ya la llevo yo tu atiende a la cría joder, que parece que esta colgada de Naranjo de Bulmes,..."

Llegamos arriba, ya no nos queda nada para llegar al coche.¡¡¡Mierda!!!, las fotos

Pues nada, mientras ella y la niña se quedaban tomando algo en una cafetería yp volvía a bajar a la puta tienda a buscar las fotos. Cuando llego la chiquita me dice que "nanai de la China" que el cd viene vacío y que no hay fotos. Le comento que es imposible que si lo grabe antes de salir de casa. Ella mirando hacia el cd me dice que si que bueno que se ve que esta grabado pero que también se ve que hay ciertas zonas que no lo esta y que puede que este "jodido el puto cd de los cojones". Vale, me doy lo vuelta y me marcho.

Subo unas escalera de caracol infestadas de gente, llego junto a ellas y, después de pagar la consumición, nos largamos, por fin nos largamos. Pero fuera la lluvia nos espera así que tenemos que correr "cargados como burros" hacia el parking que por suerte se encuentra en la acera de enfrente, en un callejón estrecho, húmedo y viejo. Dentro cargamos el coche con todo lo que traemos y salimos no sin antes hacer alguna que otra maniobra de evasión para poder circular y poder salir de ese viejo parking, a todo esto escuchando a uno de los muñecos "cantarines" que iba dentro de una bolsa y que la chica de la tienda olvido desconectar,......"hola don Pepito, hola don José".......

¡Hola!...Esta el la historia de una bonita y agradable tarde de compras por Navidad con la familia


Si eres ministro, eres ministro....y de todos

Es curioso, y alguna que otra cosa más, que nuestro dirigentes politico-culturales  se autodenominen socialistas y socialdemócratas, es decir, que que dicen que tienen como punto de vista de sus manifestaciones y actuaciones las necesidades sociales del individuo y la propia sociedad en global frente a actitudes conservadoras  y estrictamente capitalistas del sistema (esto siempre lo dudé y  en estas sigo). 

Comento esto pues seguro que la mayoría conoce o le suena la campaña que esta desarrollando el Ministerio de Cultura titulada "Si eres legal, eres legal" con la que pretende luchar contra la "piratería" en Internet. Después de oír o leer o ver los mensajes que difunden nuestro ministerio es indignante observar como claramente se decantan a favor de los intereses de las sociedades gestoras de derechos de autor y demás "personajillos" sin ideas para mejorar su caduco negocio, argumentando una serie de mentiras que chocan claramente con sentencias judiciales ya en firme y que venien a resumir  en lo que ellos denominan "Las 10 mentiras más difundidas sobre propiedad intelectual". Es en este punto donde se puede observar la actitud manipuladora y sesgada con que tratan el tema del intercambio en Internet de archivos p2p a favor de ciertos intereses privados y económicos 

Realmente me pregunto como pueden tener tan poca vergüenza, cuando nos mienten, cuando se definen claramente a favor de unos pocos, cuando nos cobran el famoso "canon digital" a favor de esos mismos .... y cuando nos tratan de tontos de bote. Impresentable


Ahora resulta que los tios con más cojones son ellos, son ellos los más machos y los más vascos, son los que cuidan de la identidad de su pueblo, son los que lucha "heroicamente" frente a la opresion ejercida por perros extranjeros en pleno siglo XXI, son ellos.....son ellos unos hijos de puta aun más miserables de lo que ya sabiamos

Ahora resulta que pegar dos tiros a un señor que su único pecado es trabajar, como siempre lo hizo, en una obra como la denominada "Y" vasca es defender la libertad de su puta Euskadi, la Euskadi donde la moneda de uso corriente los las pistolas y las bombas, donde la gente calla cuando se reúnen y habla cuando esta sola o escondida, donde sus sistema fiscal se basa en el chantaje y no en el rendimiento, la proporcionalidad o la justicia, donde la religión que rezan profesa el odio y la ruindad, donde cuanto peor mejor, ...esa es su Euskadi

Esos hijos de mala madre justifican su valiente acción (dos tipos con pistolas a traición contra un pobre hombre de 70 años que lo único que pretendía era jugar una partida de cartas y tomar un café con sus amigos) en defensa de su tierra ante la tremenda agresión que supone la construcción de una infraestructura como el la "Y" vasca. Serán mamones estos tipos, no tienen ni la decencia, ni el coraje, ni los huevos de decir claramente porque hacen lo que hacen (que ya todo el personal sabe de que va el tema). Es curioso que hace unos 10 años, estos mismos cabrones, en el ayuntamiento de Irún bramaban y amenazaban, tal como hoy, tal como siempre lo hicieron por que el gobierno español de entonces no tenia previsto la llegada del AVE al País Vasco. A estos lo de las vías le suda la polla, a estos mamones el veneno que los empapa por dentro, no les deja pensar ni un poquito, es veneno lo van soltando por sus boca, lo sueltan cuando se mueven, cuando respiran, y solo sirve para matar, para aterrorizar a gente normal como la que hoy asesinaron en Azpeitia.

Resulta indignante además que el asesino y el asesinado fuesen vecinos, que fuesen sus allegados los que seguramente hayan informado de los pasos del empresario para perpetrar el asesinato, que los propios representantes de este, "su" alcalde y "sus" concejales , si los de ANV y quien los apoyaron para estar donde están, no tengan la vergüenza de condenar este acto vil, ...manda cojones

Escucho que muchos no condenan estos actos por miedo, en el País Vasco se vive con miedo lo sé, pero no entiendo, me niego aceptar que ese silencio continúe, pues eso permitirá que mañana haya otro par de hijos de la gran puta matando a una persona que hace su vida lo mejor que puede

Ojalá esos que empuñaron las pistolas y quien los apoyan se pudran en su ruindad, y que el sonido de las pistolas que empuñaron y la sangre que derramaron no se les borre de su conciencia, que dudo que la tengan los muy bastardos.


Publicado por Arturo Pérez Reverte el15 de noviembre de 1998 en El Semanal


"Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del ordenador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo. Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan; y nunca pierden ellos, cuando pierden.


No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tienen que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la Tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro. Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder. El riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia. Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático, y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, y meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados. Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días. Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja.

Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro. Y entonces, oh prodigio, mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no. Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recae directamente sobre las espaldas de todos nosotros. Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos, y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia, con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda. Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la paga con su pellejo, con sus ahorros y a veces con su puesto de trabajo Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.

Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena. Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza."


Curioso..... la inteligencia y la visión para darse cuenta de las cosas del Sr. Arturo


Recuerdo que me levante del sofá y apareci caminando por las paredes de una montaña....

...cuando iba subiendo una voz me preguntaba que íbamos a buscar arriba, que haríamos al llegar a la cima de la montaña, al final del camino....


... cuando llegue al suelo con todo el cuerpo pleno de energia, levante la vista y vi una bicicleta apoyada contra unas piedras. Que suerte la mía pues me serviria de transporte para volver a casa....pero antes deberá pasar por un par de sitios,..7 sitios para ser más concreto.


...y al final llegaba a sitio,....a un lugar increíble


Nadie me podrá negar que como sueño no esta bien,....ahora solo me queda hacerlo realidad ;)


Hace 37 años cogí a mis dos niños y vistiendolos con sus mejores ropas baje en el autobús a la ciudad. No era cómodo el vehículo, y mas aun si consideramos la estrecha y bacheada carretera nacional que unía mi casa con la capital. Después de que el revisor me cobrase el billete y cuidando de que los dos críos estuviesen cómodos hicimos los escasos 15 km, hasta llegar al "Fialato", el lugar donde finalizaba nuestro trayecto. Desde ahí hasta el sitio donde estaba el estudio de Ernesto tuvimos que caminar, recorriendo las estrechas y sucias calles de la zona vieja. Ya en el estudio el viejo fotógrafo preparo a los críos, a los dos y les hizo la fotografía. 
Cuando llego con la niña a casa le dije si quería tomar algo. Bueno si, que hace un bochorno que no es normal para la época del año en que estamos. La mayor de las crías corría de un lado a otro tras una pequeña pelota que encontré en un cajón entre los trapos de la cocina. La otra la tenia en brazos, todavía era muy pequeña. Entonces me acordé de la fotografía en blanco y negro de hacia 37 años y cogiendo mi cámara, a las dos crías y con su ayuda repetimos la idea del fotógrafo viejo, del fotógrafo Ernesto



Este dibujo no sé ni porque lo cuelgo aquí (si que lo sé, que uno tiene ese punto de vanidad por el que está deseando que le digan lo bueno que es, que bonito dibuja, que machote, que como pinta el cabrón....y todo eso), pero la verdad es que ni la cara, ni los ojos, ni la nariz, ... ni el chupete le hacen justicia.

Es que es difícil pintar bien a mi niña
Dibujo obtenido a partir de aquí



Hay días malos, hay días donde un gran vacío lo ocupa todo, un vacío que te envuelve, te absorbe quitando días y ratos futuros y te traen recuerdos de tiempos pasados. Te recuerdas entonces de esos días de patios contiguos donde los juegos de los niños no sabían de paredes ni vallas, donde los balones saltaban de una casa a la terraza de la otra, donde las carreras empezaban en un salón y acababan en la habitación de la otra vivienda. Todo ello bajo la mirada de dos  pares de ojos amigos, de dos miradas cómplices y buenas. Dos miradas que hoy solo son una, una que hoy esta triste, una que no quiere mirar porque duele


Duele un vacío que no es tal, un vacío que deja cosas pendientes: cariños pendientes, ilusiones pendientes, proyectos, arreglos, charlas, risas, lloros,..


No creo que sea justo tener ese vacío, no es justo no tener a quien se quiere, no, no lo es



Ni la distancia que tuvimos que recorrer, ni la falta de tiempo para abordarla, ni las caravanas formadas en los accesos a lugar del concierto, al Ifevi, ni la continua, persistente y fría lluvia,... impidieron que pudiésemos disfrutar del concierto que ayer ofreció Lenny Kravitz en la ciudad gallega de Vigo.

Unos 9.000 incondicionales seguidores del artista llegados de diversos lugares de la península, principalmente gente que ya sobrepasamos la treintena, esperamos un poco más de media hora para que el músico neoyorquino y su banda ataviados con una estética que a mi me resulto de lo más apropiada, donde los pantalones pitillo, el cuero, las cadenas de oro y los piercing, las gafas de sol (inseparables del músico americano), los sombreros, las melenas, los pelos afro,...todo ello y alguna cosa más se aderezaba con un rock claramente influenciado por los años setenta y por la música soul, por el funk, por Jimi Hendrix, por James Brown, por Prince, por Sly Stones, Led Zeppelin,...pero también por el jazz como cuando entraban en juego sus músicos de viento, excelentes como toda su banda (me impactó sobre todo el talento de Craig Roos, el guitarrista)

El concierto comenzó de manera vibrante con el tema Back in Vietnan, perteneciente a su último trabajo, y que llevo el delirio a un entregado público, este tema dio paso a otros de este y anteriores albumes de Lenny Kravitz. Pudimos oir canciones como Brid in on, Mama said, Let love rule, Mr. Cab Driver, My love, Balck velveteen, Dig in, I'll be waiting,.. y que le permitió presentarse ante todos nosotros como un rockero rotundo, increíblemente rítmico y con una fuerza abrumadora siempre apoyado en unas guitarras llegadas desde el mismo centro de la vieja ciudad del rock, o como un baladista que llega a conmover como, por lo menos a mi, siempre lo lograron hacer a lo largo de la historia de esta música otras grandes figuras.

Fue un concierto para disfrutar y para recordar y para hacer las paces con el rock'n'roll, el de siempre,....el de Lenny Kravitz


No tengo una sola música que me guste, me gustan (casi) todas, todas tienen su punto de encanto que me hace pararme, escucharlas y disfrutarlas. Sólo exijo que no presenten una grado de superficialidad que haga que no merezca la pena ni interpretarla ni, mucho menos perder el tiempo en escucharla.

Ultimamente se me da por oir bastante "soul" (vale, nos soy muy ocurrente viendo el panorama musical actual), pero admiro el genia de Ella Fitgerald, a Ray Charles, a Roberta Flack, a la gran Aretha Franklin, a Van Morrison, a Otis Reeding,...o a los más actuales Amy Winehouse, a los españoles Marlango y Nauwajean,...o a una chica llamada Gabriella Cilmi.


Todavía no me había estrenado este año. Ha sido un inicio de año con bastantes cosas que atender, fundamentalmente cuestiones de tipo laboral y, principalmente, un final de embarazo que me han llevado a utilizar el tiempo en otras cuestiones más que atender este desamparado blog. 

De las dos razones que indique anteriormente, sin duda alguna la segunda me ha permitido formar parte de la historia más bonita que he vivido. Fue el pasado día 22 de marzo. Fue durante ese sábado de Semana Santa a las 13:35 horas cuando vino al mundo mi hija, la hija de Susana y mía. Llegó Carlota y con ella se abrieron de par en par toda una multitud de puertas por donde salieron en tropel una bandada de sentimientos volando en todas direcciones dejando tras de si un áurea de inmensa felicidad. 

Todo fue increíble, desde el peregrinaje hasta las urgencias del hospital debido a unas cada vez mas presentes contracciones, hasta una larga y, a la vez, corta noche por los pasillos y habitaciones prácticamente desiertas de un hospital que también tenia gran parte de su personal de vacaciones, el momento del parto, viendo el tesón, el sufrir, la ilusión de mi mujer y que se acompañaba del trabajo de unas matronas y de un personal medico, el maravilloso momento de ver la cara de mi hija, su preciosa cara, mientras lloraba presentandose al mundo, la sonrisa y las lagrimas de mi mujer, de la madre,...y de todos los que fuera me estaban acompañando: padres, hermanos, amigos,....

Por esos momentos estoy, sigo estando muy agradecido.... y enormente feliz. 

Gracias Carlota mía

video


oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.