Esta a punto de rematar este año 2010. Otros años en este mismo blog me paraba a listar una pequeña relación de los momentos que me parecieron más interesantes tanto a nivel personal como a otro nivel, a un nivel mas publico. A poco que uno navegue entre las miles de paginas web de periódicos, de blogs, etc, podrá encontrar este tipo de información, este tipo de resúmenes anuales.

Se pueden encontrar aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí,...

Por tanto y resumiendo, para mi lo mejor del 2010, sin duda alguna, fue ver crecer a mi hija y ver nacer a mi segundo hijo




Lo transcribo al pie de la letra el magnifico articulo de Enrique Dans a raiz de las no aprobación de la "ley Sinde" en el Congreso de los Diputados y la opinión de "ilustres" personajes de la cultura patria. Os aconseja a respuesta de Enrique. A vosotros y a ellos y a los que son como ellos pues haber si se enteran (que estoy seguro que si que se enteran) de que va el cotarro



"Vale la pena leer los presuntos “argumentos” que algunas supuestas “figuras clave” de la cultura española pretenden aportar ante la caída de esa “ley Sinde” que por medios antidemocráticos y al dictado de los Estados Unidos intentaron colarnos dentro de la Ley de Economía Sostenible.

¿Lo más destacable? La AUSENCIA TOTAL de argumentos válidos, elaborados, o mínimamente novedosos. La confusión absoluta de términos, los insultos gratuitos, el elevar la voz como forma de disimular que no se tiene razón.Pero vamos, por enésima vez y aunque pueda resultar agotador, a contestar uno por uno los “argumentos” esgrimidos:

  • “Los creadores tienen derecho a vivir de sus obras”: mentira. Los creadores tienen derecho a crear, punto. Nadie tiene “derecho” a vivir de su obra, sea cantante, cineasta o panadero. Lo de vivir de tus obras depende de las leyes del mercado. Si quieres vivir de tus obras tendrás que organizar un modelo de negocio válido alrededor de las mismas. A día de hoy, ellos mismos afirman que no lo tienen. Y si quieren tenerlo, dedicarse a insultar, perseguir y arrinconar a sus clientes no es la mejor de las recetas.
  • “No se puede competir con la oferta ilegal”: mentira. Primero, que la oferta sea legal o ilegal no lo tienen que decir ellos, lo tiene que decir un juez, que es quien entiende de esto. Pretender saltarse la separación de poderes, base de la democracia, para que sea el gobierno el que decide en lugar de los jueces es una barbaridad que debería llevar a la dimisión de su proponente (y no, por más que nos mientan, los jueces no deciden). Si quieres crear una oferta atractiva, ponle un precio disuasoriamente bajo, hazla agradable, flexible, social, y úsala como un punto de encuentro entre el creador y su público – el creador de verdad, no una ridícula agencia de PR. Es posible que eso conlleve además una desintermediación, que muchos de los actuales intermediarios pierdan su papel. De hecho, fíjate en los integrantes de esa asociación llamada “Coalición de Creadores“: todos son intermediarios, no hay creadores. Curioso, ¿no?
  • “Están contra los derechos de autor”: mentira. Yo soy creador (mucho más que algunos de los que protestan), y estoy a favor de los derechos de autor. Muchos de los que se significaron en contra de la “ley Sinde” son creadores, y están a favor de los derechos de autor. (de hecho, la supuesta dicotomía “creadores contra piratas” que se pretende interesadamente plantear es una falacia como la copa de un pino, además de un insulto inaceptable). Pensamos, eso sí, que los derechos de autor deben reformularse para evitar que se conviertan en un brindis al sol que no sirven para nada, y que tienen que dejar de depender del concepto de copia, porque copias podemos hacerlas todos sin esfuerzo. Poseer los medios para hacer copias ya no es un recurso escaso ni un factor limitante. Los derechos de autor deben servir para remunerar al autor, no a los intermediarios innecesarios.
  • En estupideces como que “quieren abolir la propiedad intelectual, entonces vamos a abolir todo tipo de propiedad” y “comparte tu Maserati” lo siento, pero no voy a entrar. La falacia entre propiedad fisica y propiedad intelectual ya ha sido suficientemente explicada, incluso a nivel de Barrio Sésamo. Quien dice este tipo de cosas ya se califica a sí mismo, no hace falta que venga yo a llamarle nada. Procuro mantener la educación y las formas – no como otros.
  • “España es una rareza”: mentira. España es un país en el que la sociedad civil está consiguiendo que estos temas se traten con un cierto sentido común. En países como Francia, donde el derecho fundamental del secreto de las telecomunicaciones está severamente vulnerado, o en Estados Unidos, donde además se practica el matonismo judicial contra los usuarios, no se está obteniendo ningún resultado positivo en el sentido que quiere la industria. Los únicos países en los que se consiguen resultados que la industria podría considerar positivos son aquellos en los que se invierte de manera seria en proponer oferta competitiva. La persecución incesante resulta completamente estéril, como bien han demostrado casos como Napster o WikiLeaks. Perseguir o arrinconar a tus clientes no hace que te compren, hace que te odien.
  • “La ley era un buen paso”: mentira. La ley era una barbaridad liberticida, creaba una justicia paralela al margen de los jueces y posibilitaba la censura. La comisión que proponía no era necesaria, y suponía un peligrosísimo precedente: los delitos contra la propiedad intelectual los juzgan los jueces, no un organismo dependiente del Ministerio de Cultura. Y menos si tenemos, como en bien sabido, un Ministerio de Cultura que no defiende la cultura, sino los intereses de la industria cultural.
  • “Los políticos han hecho populismo barato, los internautas son un grupo de presión”: mentira. Por mucho que se empeñen en llamarnos “internautas” como si fuésemos de alguna especie rara, somos CIUDADANOS. Con acceso a la red, pero ciudadanos. Somos muchos, muchos más que ellos. Somos los que elegimos a los políticos, y a los que los políticos deben representar. Para un partido, hacer caso a la voluntad ciudadana expresada a través de la red no es algo indigno, como algunos pretenden, sino un ejercicio de democracia. ¿En qué tipo de democracia quieren vivir algunos? ¿En una en la que no se escucha a los ciudadanos? ¿O en la que solo se les escucha cada cuatro años? Los políticos no están para hacer lo que les dice “el amigo americano” ni los lobbies de la industria, por fuertes que puedan llegar a ser sus presiones. En España, la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. ¿Les suena?
  • “Hay webs que generan millones de euros mediante publicidad y se lucran con contenido ajeno”: mentira. Hay páginas que se lucran con contenido ajeno, y si es así y están incurriendo en un delito, que venga un juez y lo diga. Pero desde luego, no generan “millones de euros” (hay que ser MUY ignorante para creerse esa falacia). Además, si generasen “millones de euros”, la industria lo tendría muy fácil: dedíquense a crear páginas iguales, y problema solucionado.
  • “Han cerrado muchos videclubes”: normal, qué quiere que le diga… estaciones de postas para carruajes tampoco es que queden muchas. ¿De verdad esperaba un resurgir de los videoclubes gracias a la “ley Sinde”? ¿Cree usted en las hadas? ¿Y en los unicornios?
  • “No se persigue el robo”: es que no es un robo. Gracias al cielo, no son ustedes los que tienen que decidir lo que es robo y no lo es, eso lo decide un juez. Por más veces que repitan una mentira, no se convierte en verdad. En España, todavía no ha aparecido ningún juez que diga que las páginas de enlaces son constitutivas de delito. Aquí tienen todos los casos recopilados, documéntense antes de hablar. Si todo aquel que cree tener razón pudiese estar por encima de los jueces, tendríamos un serio problema.
  • Sobre el uso de insultos tales como “delincuentes”, “fechorías” o “piratería”, nada que decir. El que insulta ya se desacredita suficientemente a sí mismo.

Tras escuchar al vicepresidente del gobierno tras el consejo de ministros, veo que afirma sin ningún rubor que “lo volverán a intentar en los próximos días”, lo que seguramente quiere decir que volverán a intentar meter la “ley Sinde” de nuevo en la ley de economía sostenible en el Senado en forma de enmienda, tras haber buscado un mayor consenso con otros grupos parlamentarios. Las palabras del vicepresidente sirven como perfecta ilustración de muchos de los argumentos citados anteriormente: ha afirmado que “hay consenso sobre que en España no se puede permitir la piratería”, en un claro intento de criminalizar el comportamiento habitual de millones de ciudadanos. Otro que cree estar por encima de los jueces, que se siente con derecho a definir lo que es delito y lo que no lo es, y que se dedica a insultar a los ciudadanos. Tranquilo, los ciudadanos ya te lo cobrarán cuando llegue su momento."


Cada vez quedan menos sitios que no podamos "escudriñar" desde nuestro ordenador o con nuestro ordenador (y no pienso en Wikileads)

Google Body Browser es un proyecto de Google que presenta el cuerpo humano en tres dimensiones. Mediante un sencillo interfaz nos permite ir adentrándose por capas para poder con gran detalle los órganos que forman el cuerpo. Podemos girara la figura, profundizar hasta lograr ver organos, huesos, el sistema sanguineo, etc

Ya podemos, gracias a las posibilidades que nos brinda Google, llegar a cualquier parte del mundo, del mar, de la Luna y Marte, podemos pasear por calles de muchas partes del mundo, ver edificios en 3D. Ahora tenemos nuestro cuerpo al alcance de un clik...para cuando podremos entrar en los consejos de ministros, direcciones de empresas, reuniones de diversos organismos y poder girarlos 360 grados, poder ver con detalle sus miserias mas escondidas o incluso tirarlos por la ventana... por una ventana virtual se entiende






A través de Acluxega hoy he tenido la ocasión de poder asistir al "I Congreso de Geotermia de Galicia", que se ha celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Santiago de Compostela. Este evento, organizado por la Xunta de Galicia, Acluxega (Asociación Cluster da Xeotérmia Galega) y la Fundación para o Fomento da Calidade Industrial e o Desenvolvemento Tecnolóxico de Galicia, viene a confirmar el auge de la energía geotermia en Galicia, de las posibilidades que tiene esta Autonomía, las capacidades de los diversos actores que existen en esta tierra (ingenierías, instaladores, perforadores,...) y las ventajas que esta energía ofrece con respecto a otras alternativas.

Con la presencia del Conselleiro de Industria, el Sr. Javier Guerra, se desarrollo un amplio programa de ponencias que abordaban los siguientes temas: 

  • Introducción a la Geotermia. Conceptos básicos , investigación geotérmica en España y posibilidades y perspectivas futuras 
  • La Geotermia en Galicia, contemplada desde un ámbito regulador y legal y el Plan Estratégico planteado por la Xunta. 
  • Iniciativas de fomento de la Geotermia en Galicia a través del reciente nacimiento de ACLUXEGA y las líneas de actuación que actualmente el INEGA considera respecto a esta energía 
  • Perspectiva internacional de la energía geotérmica analizada desde el punto de vista de su potencial, del mercado y las políticas reguladoras 
  • Diseño, aplicaciones y eficiencia energética 

Durante la exposición de los temas por parte de los ponentes había un concepto que era común a todos ellos, la EFICIENCIA ENERGETICA. Se hizo hincapié en su carácter inagotable de la energía geotérmica, en la independencia que tiene del exterior, en la imposibilidad de transportarla como energía primaria, en que no esta sujeta a políticas de precios, en su carácter de energía renovable. 

Sin embargo y debido a la realidad en la que actualmente nos movemos y a la que nos dirigimos, resulta fundamenta el concepto de eficiencia energética a la hora de hablar de instalaciones de energía geotérmica, tanto desde el mismo momento en que se proyectan hasta que se realiza su instalación y que sin duda se logra si se actúa bajo unas determinados protocolos y maneras que permite lograr unos niveles de ahorro económico del 30-70% cuando hablamos de calefacción y de entre el 20-50% en climatización. Si a esto añadimos que la emisión de CO2 es insignificante (a excepción de la que suponer la parte de energía eléctrica que se necesita para el funcionamiento de las Bombas de Calor Geotérmica) 

Esto es quizás la idea más atractiva de todo lo que allí se planteo. Este viene a contradecir todo lo que hasta ahora se ha venido haciendo, tanto dentro del ámbito energético como fuera de él. Ya no vale hacer instalaciones de cualquier manera, la falta de rigor en el calculo de cargas térmicas deben basarse en cuestiones realmente fundamentadas en cuestiones empíricas, la optimización del consumo energético y las consideraciones medioambientales son fundamentales para poder optar a un futuro mucho mejor, un futuro que no nos pertenece pero que sin duda tenemos la obligación de cuidar 

Nada más que apoyar iniciativas e industrias de este tipo donde la tecnología, la industria y los mercados no divergen de las consideraciones medioambientales y sociales



Hace ya un tiempo hice un breve comentario a raíz del proyecto de de Ley de Economía Sostenible, más conocida como "Ley Sinde". Durante los próximos días se votarán en el Congreso de los Diputados las enmiendas a la Ley de Economía Sostenible, y que presumiblemente obtendrá el beneplácito de una gran mayoría de partidos. Puesto que detrás de esta ley se esconde una evidente restricción al derecho de opinión y libertad en Internet animo a todo aquel que me lea que rellene el formulario mostrado a continuación y que será enviado a sus "excelentísimos diputados" como muestra evidente del rechazo que plantea a una gran parte de la población y de usuarios de internet.Os dejo a continuación algunas opiniones al respecto de todo este asunto, y que son planteadas por el abogado David Bravo Bueno, por www.derechoenred.com, Enrique Dans,... para tener un perspectiva que lo que supone esta ley.
Rellena el siguiente formulario

Rellenando el siguiente formulario puedes enviar un mensaje a los diputados/as del congreso español en relación a la aprobación de la Ley Sinde. Escríbeles lo que consideres oportuno pero sé respetuoso, solo de esta manera nuestras peticiones serán escuchadas.

Nombre:
E-mail:
Asunto:
Mensaje:
Más información: Activando esto expresas que deseas recibir información sobre futuras acciones.

Política de Privacidad

xMailer copyleft Isaac Hacksimov 2009-2010, licencia GPLv3, powered by Hacktivistas.net


Hoy debía ser el día. Cuanto me dirigía al trabajo en mi coche, igual que estos últimos 13 años, notaba un cierto cosquilleo en la barriga que me presagiaba que durante el día de hoy las cosas iban a pegar un pequeño giro.

Recuerdo el primer día de trabajo, ya hace unos años. Recuerdo que sentí algo muy parecido a lo que hoy siento. Era un ramillete de nervios y de ilusiones, me parecía que aquello iba a suponer un paso adelante en mi vida. Recuerdo la primera reunión con el gerente y sus buenas palabras, recuerdo el despacho donde estuvimos y que sigue estando allí sin apenas haber cambiado un ápice, recuerdo las caras de mis primeros compañeros, gente que aún están trabajando y otros muchos que se fueron antes que yo, recuerdo incluso el calor de aquellos días de verano.

Después de aquel momento los años pasaron y la empresa creció, no siempre bien, pero creció. Fueron muchos los instantes y los retos en que nos metimos, hubo ratos buenos y ratos malos, se hicieron cosas como para sentirse orgulloso y otras que no lo fueron tanto. Crecí como persona y como profesional. Desde siempre considere mi trabajo como "mi trabajo", me gusto luchar por él y hacerlo bien, cada vez mejor. Esto era una cuestión meramente personal, no tenia absolutamente nada que ver con aspectos económicos o con reconocimientos personales o con mejoras profesionales. Esto se debe a que únicamente entiendo el desarrollo de un trabajo de una única manera, y esa pasa por hacerlo bien. Esto sin duda me lo apunto en mi debe.

La razón por la que hoy ya no formo parte de la empresa se debe única y exclusivamente al hecho de que ninguno de las dos partes, tanto la empresa como yo, queremos mantener mas una relación en la que no creemos. Y como en la vida hay momentos que se deben tomar decisiones pues eso he hecho yo. Yo y no la empresa, que no ha sido capaz. Cuando llegas a un momento donde no existe confianza ni ganas lo mejor es marcharse.

Yo me marcho con honestidad exponiendo cuales son mis razones y cuales son sus miedos, miedos que yo y ellos conocen, pero que solo yo soy capaz de poner encima de la mesa. Razones que estoy seguro comparten y que tiene más que ver con sus debilidades que con las certezas que puedan tener. Me voy, de todas formas, agradecido a mucha gente a muchos compañeros con los que he compartido multitud de horas y de instantes.

Ya tendré ocasión de saludarlos y darle la mano , pero desde aquí me gustaría agradecerle todos estos años.

Gracias a Juan Angel, a Oscar, a Pilar, a Ana, a Marcos, a los Javieres, a Alejandro, a José Pérez, a Lisardo, a Esperanza, a los muchos Angeles y a los muchos Migueles, gracias a Marin, a Dopico, a Rubén, a los de Vigo,.... gracias a todos los que han pasado por el servicio técnico y los que estuvieron en el Taller, gracias a los comerciales, gracias a los de administración, ... gracias a todos

Hasta siempre



Cuando uno lleva un tiempo caminando, le duelen los pies y los riñones, ... pero duelen solo cuando uno se para.

Hace ya unos cuantos años se me dio por caminar.., aunque creo que siempre lo hice aunque fuese dando alguno que otro traspiés. Sin embargo la diferencia más evidente entre antes y ahora esta en la presencia de público a ambos lados que te confirman que, de verdad, de verdad, uno ya es un caminante "como Dios manda".

Mis días, todos ellos, comienzan cuando me pongo unos gruesos calcetines y las botas para reanudar la travesía en el punto justo en que había finalizado el día anterior. Me pongo de pie y miro hacia delante, hacia el horizonte, me gusta mirar esa gran linea que únicamente se rompe por la silueta de algún que otro árbol. Detrás de esa linea alguna gente dicen que saben lo que hay, otros no les preocupa lo más mínimo, y algunos nos gusta pensar que depende de tu forma de avanzar, de tu forma de ilusionarte. Lo que existe más allá puede llegar a ser cualquier cosa, aunque seguro que se parece mucho a la forma que uno tiene de caminar.

Cuando los días van pasando y la marcha siempre discurre por la misma ruta un puede acabar hastiado y aburrido de todo, hasta de uno mismo. Esto podría ser así, y así ocurre en multitud de ocasiones, si no fuese por las sorpresas que saltan desde los bordes del camino, y las que te abordan por la espalda, o las que te aparecen, muchas veces sin saber como, caminando junto a ti. De todas ellas aprendes algo, con algunas te ríes y con otras no tanto.

Un paso, sigue a otro, y a otro, y a otro,...

Siempre me gusto caminar aprendiendo cosas de los lugares por los que pasaba y saber de la vida de las gentes que los habitan. Me gusta aprender y crecer en él. Me gusta pararme a la sombra de los árboles, y sentarme en pueblos a mirar como vive la gente, me gusta probar la comida que se hace, me gusta sentarme en cualquiera de las piedras que va encontrando a las orillas y pararse unos pocos minutos a escuchar. Me gusta más escuchar que hablar, lo que no me impide discutir por cualquier cosa, sobre cualquier tema,... cualquier tema sobre el cual antes haya leído, oído o visto. Cuando no es asi también discuto pero con una sonrisa en la cara. Me gusta ver como la gente como camina para crecer, para vivir.

Un paso, sigue a otro, y a otro, y a otro

Resulta curioso como los caminos nunca tienen final. Triste y feo será aquel que lo tenga. Además estos se cruzan, avanzan juntos, se separan, se pierden de vista,.... Lo que quiero decir con ello es que uno, dependiendo de su capacidad para mirar y girar la cabeza y abrir los oídos, puede cambiar de camino, por uno nuevo por el que, inevitablemente, también habrá que caminar. Uno también puede perderse en estos cruces que con cierta frecuencia se va encontrando. Son estos momentos, son estos cruces lo mas interesante de la marcha, lo más recordado después. Estoy seguro

¿Y qué lleva a seguir un camino o a cambiarlo por otro?. Cada uno tiene sus razones. Unos le gusta "su" camino, lo conoce y no quiere conocer otros. Otros nunca lo encontraron, lo buscan y lo buscan, Otros nos encontramos con gente que te enseña y comparte contigo lo que lleva en su mochila. Te cuenta donde empezó a seguirlo o como se hace para disfrutarlo. Existe gente que quiere que vayas por el suyo, con buena o mala fe, otros se pasan la vida saltando de uno a otro,... Hay muchos caminos y muchos caminantes

Lo bueno de andar por donde andas es que los sentimientos, las ganas, la gente que encuentras va variando, y con ello la sensacion de estar a contento contigo mismo y con la ruta que sigues. Otras veces caminas por rutina y otras veces ...otras veces no sabes que haces alli.

A mi lo que me queda es caminar, caminar,... y mirar el horizonte.



El País, 24 de octubre de 2010

Pentágono ha desplegado un equipo de 120 personas para frenar sus filtraciones. Suecia, el país al que acudió a refugiarse, le ha negado el permiso de residencia. El hombre que destapa los documentos silenciados, el enemigo de las verdades oficiales, volvió a asestar ayer un nuevo golpe. Se llama Julian Assange. Tiene 39 años. Nos concedió una cita secreta en Londres


.
Julian Assange vive en un universo de secretos. Secretos eran los 400.000 documentos sobre la guerra de Irak que liberó ayer. Secretos son los 30 envíos que cada día recibe el portal que dirige, inagotable fuente de denuncia a escala planetaria. Secretas procuran ser sus comunicaciones, sus entradas y salidas. Su organización también vive envuelta en el más absoluto de los secretos.

Secreta por tanto tenía que ser la cita con el hombre que se ha convertido en serio enemigo del todopoderoso Pentágono. El hombre que fundó en diciembre de 2006 un sitio web también es la pesadilla de grandes bancos, multinacionales y gobiernos. Ciento veinte personas, pertenecientes al llamado gabinete de crisis Wikileaks, trabajan en los alrededores del Pentágono para contrarrestar los efectos de las filtraciones del combativo portal.

Pregunta. Leí un titular que ponía en su boca la frase: "Soy un periodista activista". ¿Lo es?

Respuesta. Yo soy un editor. Y como editor, también dirijo, y soy portavoz de mi, nuestra, publicación. He estado involucrado en periodismo desde que tenía 25 años, cuando cofirmé el libro Underground, y actualmente, dado el estado de impotencia del periodismo, me parecería ofensivo que me llamaran periodista.

P. ¿Por qué?

R. Por los abusos del periodismo.

P. ¿A qué abusos se refiere?

R. El mayor abuso es la guerra contada por los periodistas. Periodistas que participan en la creación de guerras a través de su falta de cuestionamiento, su falta de integridad y su cobarde peloteo a las fuentes gubernamentales.

Assange y los suyos publicaron ayer la que es considerada la mayor filtración de documentos secretos en la historia del Ejército de EEUU, los papeles de Irak. En abril liberaron los papeles de Afganistán, 77.000 documentos desclasificados que destapaban la muerte de cerca de 20.000 afganos. Denunciaron ejecuciones extrajudiciales en Kenia y se llevaron por ello un premio de Amnistía Internacional. También pusieron en jaque al mayor banco islandés, The New Kaupthing, destapando un documento oficial que evidenciaba la irresponsable gestión de sus administradores, que meses después sufrieron penas de cárcel. Y sacaron a la luz manuales secretos de la Iglesia de la cienciología.

Secretos. También está llena de secretos la investigación de la que está siendo objeto Assange. Dos chicas le denunciaron en una misma semana de finales de agosto por acoso sexual en Suecia. El lunes se conocía que el país escandinavo, al que había acudido a protegerse dado su régimen garantista para la prensa, le ha denegado el permiso de residencia. Assange nos dice que está pensando instalarse en algún sitio de Sudamérica.

Cita amarrada, hora concreta, lugar secreto. El lunes, en Londres, a las 12.00. Así de escueta es la información del mensaje que nos entra en el móvil y que anuncia que por fin podremos hablar con el hombre que ha estado y está en el ojo del huracán informativo.

El verano de Assange ha sido fino. Esta entrevista fue solicitada por primera vez el 19 de julio pasado. El propio Assange respondía tres días más tarde, el 22, emoticono incluido: "Sorry. no time for a few weeks" (lo siento, sin tiempo por unas cuantas semanas); emoticono de pena.

La noche previa al encuentro recibimos un mensaje con la dirección de un restaurante al norte de Londres. Allí nos recibe a las 12.00 en punto la persona que le lleva las relaciones con la prensa. Nos conduce a un callejón y nos sube a unas oficinas. Un retrato de Nelson Mandela preside esta sala con largas mesas rectangulares de trabajo y paredes en tonos verde claro.

Julian Assange no está. No ha llegado. Se le espera. Preguntamos si hay algún otro miembro de la organización con el que podamos hablar. Al poco, por la puerta entra un hombre alto y fornido, chaqueta y pantalón negros, jersey gris de cuello alto, ojos azules, pelo canoso. Es Kristinn Hrafnson, periodista islandés que trabajó durante 20 años en la televisión estatal y que se ha enrolado en el pelotón de Assange: "Tenía ganas de trabajar en historias que crean grandes olas en el mundo", explica. Hrafnson participó durante cinco meses en la elaboración de Collateral Murder -Asesinato colateral-, el vídeo que dio la vuelta al mundo y que generó 3.000 titulares de prensa en 48 horas. Fue visto por más de cuatro millones de internautas en las 72 horas posteriores a su publicación en YouTube.


Seguramente recuerden ustedes las escalofriantes imágenes. Dieron la vuelta al mundo a principios de abril. Un helicóptero Apache del Ejército de Estados Unidos sobrevuela un suburbio de Bagdad. Se ve a varias personas andando por la calle, una de ellas, fotógrafo de Reuters, lleva una cámara al hombro. Los militares piensan que es un arma de fuego. Desde el Apache se dispara a todos los que por allí pasan en ese momento. La secuencia es espeluznante. "Keep shooting -sigue disparando-". Ráfaga. "Keep shooting". Ráfaga. "Keep shooting".

Personas que caen fulminadas al suelo. Otras que huyen de los disparos. Dos hombres que intentan auxiliar al fotógrafo herido. El Apache dispara contra ellos. Y contra la furgoneta, en cuyo interior hay dos niños.

Balance: doce personas fulminadas. La frialdad de la guerra expuesta. Las risas del soldado que acaba de disparar. La grosera conversación entre los soldados. El insulto a los que yacen muertos. "Bastards". Y en el suelo, las víctimas del tiro al bulto, eso que en estos tiempos modernos se ha dado en llamar "daños colaterales".

Llega Assange. El pelo aplastado y pegado a la cabeza; el casco de la moto bajo el brazo. Entra en la sala y Hrafnson le comenta algo. Se disculpan y se retiran a una sala contigua, asuntos urgentes, asuntos secretos. "Disculpe, esto siempre es así", dice cariacontecido el solícito hombre de prensa.

Assange se sienta por fin frente a la grabadora. Es un hombre muy alto, fuerte, magnético. Su antaño pelo largo totalmente blanco, que este verano dio paso al pelo corto castaño claro, es ahora una mezcla de esas dos fases. A sus 39 años, desprende un carisma indiscutible. Dos personas que han trabajado con él y que no quieren identificarse le describen como un hombre extremadamente inteligente. ¿Más calificativos?: Valiente; trabajador; divertido. El último héroe del periodismo combativo elige sentarse en la mesa que le permite tener el retrato de Mandela detrás de él: "Es importante tener bien guardadas las espaldas", bromea.


P. Su actividad en Wikileaks le está granjeando una creciente colección de enemigos. ¿Cuál es en estos momentos su peor enemigo?

R. En términos de recursos dedicados a seguir nuestros pasos, el Ejército de Estados Unidos. Dicho lo cual, tenemos buenos amigos allí, hay gente buena. Y también mala. Hay un equipo, supuestamente, de 120 personas en el llamado Wikileaks warroom -equipo de crisis/de combate- dedicado 24 horas al día a ocuparse de nosotros. Están dirigidos por un señor nombrado por Gates -secretario de Defensa norteamericano-. Son, predominantemente, miembros de la agencia de inteligencia militar y del FBI.

P. ¿Qué otros enemigos tiene?

R. Bancos. La mayor parte de los ataques legales que hemos recibido son de bancos. También los ha habido procedentes de China poco después de liberar material crítico sobre determinadas actividades del Gobierno. También hemos recibido ataques de cultos, de sectas abusivas, como la Iglesia de la cienciología, los mormones...

P. Esos enemigos que tiene ¿hacen que tema usted por su vida?

R. Alguna gente, como Daniel Ellsberg -el hombre que desveló en 1971 los papeles del Pentágono sobre la guerra de Vietnam-, ha sostenido que mi vida está en peligro.

P. ¿Y usted qué cree?

R. Creo que hay un pequeño, pero no insignificante riesgo, sí. Lo que hay es un peligro significativo de procesamiento y de detención. Están intentando crear un caso de espionaje contra mí y otros miembros de la organización, y contra gente que ha tenido relación con nosotros en Estados Unidos.

El analista de inteligencia del Ejército de Estados Unidos Bradley Manning fue detenido por la filtración del vídeo de la matanza de Bagdad. "El FBI ha visitado a gente en Boston y otras ciudades americanas conectadas con Bradley Manning o nosotros", explica Assange. "Según mis fuentes, el fiscal general del Estado australiano aprobó permisos para interceptar las comunicaciones de nuestra gente en Australia. El Gobierno de Suecia ha sido presionado a nivel de inteligencia por Estados Unidos, según dicen mis fuentes en inteligencia. El Gobierno de Islandia también ha sido presionado por Estados Unidos, según mis fuentes en Islandia y en el Senado norteamericano; y al embajador de Islandia llegaron a preguntarle si ya se habían dado pasos para asegurarse de que Islandia no se convierta en un refugio para Julian Assange".

Assange habla de él en tercera persona. Es un hombre que mide las palabras como nadie. No dice nada sin habérselo pensado cuatro veces. Habla despacio, con continuas pausas que invitan al entrevistador a colar una pregunta que él nunca responde porque sigue con su largamente articulada respuesta. Assange, no habla: dicta. Le gusta tener el control.

El adalid del periodismo combativo continúa relatando la persecución de la que ha sido objeto la organización que, con pulso firme, dirige. Un miembro de Wikileaks sufrió una emboscada en un parking de Luxemburgo en 2008. Dos abogados defensores de los derechos humanos que trabajaron con Wikileaks en Kenia fueron asesinados en marzo de 2009.

Y desde el Pentágono no se andan con chiquitas. El pasado 3 de agosto, el portavoz de Defensa estadounidense, Geoff Morrell, comparecía brevemente ante los medios. Solicitaba a Wikileaks que devolviera los documentos filtrados. "Si hacer lo correcto no es suficiente para ellos, entonces miraremos qué alternativas tenemos para obligarles a hacer lo correcto", anunció Morell.

"Fue extremadamente desagradable", dice Assange, "una manera extremadamente extraña de pronunciarse. Hemos llegado a la conclusión de que esa rueda de prensa fue diseñada para preparar posteriores ataques legales".

Assange sabe cultivar los silencios. Habla mirando al horizonte, sus ojos se mueven de izquierda a derecha y de derecha a izquierda mientras busca la palabra precisa. Su voz grave, levemente quebrada, y su querencia por el susurro, más propio de la confidencia que de la entrevista, confiere aún mayor intensidad a sus palabras. Habla tan bajo que conduce al interlocutor a un compromiso de escucha insoslayable. O aguzas el oído, o no te enteras.

Cuenta que la organización ha recibido cien "ataques legales". Dos de cada cinco demandas/querellas acabaron en juicio. Asegura que salieron victoriosos en todos los casos. También destaca los ataques que le han dirigido los medios de comunicación. Se queja de que los medios replican las mentiras que otros deslizan y se retroalimentan ad infinítum manchando su biografía. "Ha habido 15 ataques contra nosotros completamente fabricados de arriba abajo", asevera, "vendidos como filtraciones de gente de dentro de la organización. Se ha llegado a decir que llevo una vida de lujo en Sudáfrica. Nunca he estado en Sudáfrica".

P. ¿Piensa usted que las acusaciones que contra usted pesan en Suecia por acoso sexual están conectadas con todo esto?

R. No lo sabemos. Prefiero hablar de esto en otro momento, no puedo hablar en mi nombre y en nombre de la organización al mismo tiempo.

Assange es un hombre acosado. Tiene que protegerse. El pasado 27 de septiembre su equipaje fue requisado cuando abandonaba Estocolmo. La hipótesis de que alguien esté intentando vigilar sus pasos o interferir en sus comunicaciones no resulta descabellada. Todas las comunicaciones que realiza por teléfono o mail están encriptadas, es un excelente criptógrafo, tiene un pasado de hacker. Los protocolos de seguridad que debe seguir son estrictos. En algunos lugares, confiesa, debe moverse con guardaespaldas.

Nunca se sabe dónde está, dónde dormirá esta noche, o en qué anda. Su vida nada en los secretos. Se mueve rápido y procura no dejar rastro.

La existencia un tanto nómada no es algo que le resulte ajeno. "Nuestra familia producía teatro profesional y televisión y como resultado, íbamos de gira por el país muy a menudo", recuerda. Assange nació en 1971 en Townsville, ciudad de la costa noroeste australiana. Cuando tenía ocho años, sus padres se separaron. La madre inició una relación con un músico con el que tuvo otro hijo. "Durante una parte de mi adolescencia tuve que lidiar con este hombre del que se sospechaba estaba conectado con el culto de Anne Hamilton-Byrne", cuenta. Una secta en la que algunos miembros convencían a las madres para que ofrecieran a sus hijos recién nacidos a la líder del movimiento. Niños que se convertían en hijos adoptivos de la suma sacerdotisa, que ordenaba teñirles a todos el pelo de rubio y a los que se suministraban todo tipo de drogas, incluidas ceremonias de iniciación al LSD cuando apenas eran adolescentes.

Llegó un momento en que no quedó otra salida que huir. Huir de las garras de aquel hombre. Assange, su hermanastro y su madre estuvieron tres meses cambiando constantemente de domicilio. Vivir a la fuga.

Secretos y fugas. Dos conceptos que gobiernan la vida de Julian Assange. Leaks significa fuga. Y también fuga de información, filtración.

Por aquellos años difíciles nació su fascinación por los ordenadores. Su pericia, sus dotes como programador, le convirtieron en un notable hacker. Su nombre de guerra: Mendax. Allí comenzó su lucha: la información está para ser compartida.

Como hacker, llegó a penetrar en los sistemas de la compañía telefónica canadiense Nortel, motivo por el cual llegó a ser encausado. El juez acabó sentenciando que detrás de su intentona se escondía el simple placer de ser capaz de penetrar en sistemas ajenos. Tuvo que pagar una pequeña multa. "Yo fui un activista", asume. "La investigación de la que fui objeto se acabó cuando yo tenía 20 años; aunque el proceso durara seis años más, hasta 1997. Ahora hay muchos intentos de llamarme hacker, basados en mis actividades como hacker de hace veinte años, para devaluar mi trabajo como periodista. Con ello se pretende además despojarme de las protecciones legales de cualquier periodista; van contra mí personalmente, y contra esta organización. No obstante, es cierto que he sido un activista de la información libre durante mucho tiempo. Esos intereses de adolescente, aunque relativamente poco sofisticados, reflejan la consistencia de mi carácter".

La información libre. Los secretos destapados. La transparencia. Toda la información secreta debe estar a disposición del ciudadano. Varios medios, entre ellos, The New Yorker, le han acusado de venerar la transparencia en todas partes menos en el seno de su organización.

El presupuesto actual de Wikileaks es de un millón de dólares anuales (en torno a 712.000 euros). Desde enero, cuentan con un sistema de donaciones anónimas de modo que no están influidos por los intereses de quienes donan, explica Assange. Durante los cuatro primeros años, el portal se nutrió de las aportaciones de Assange y algunos más. El número total de donantes actual es de 10.000 personas. Ninguna donación sobrepasa los 20.000 euros.

Assange asegura durante la entrevista que ya son 12 personas fijas y que pronto serán 20. El número de colaboradores asciende a 800. Seguidores en Twitter: 150.000.

El portal de Wikileaks se reabrió el viernes tras una larga temporada cerrado. En la página alegaban motivos de mantenimiento para justificar el cierre. Assange explica que se debió a la gran reorganización en la que están inmersos. Un periodista que ha trabajado estrechamente con él sostiene que el portal ha estado cerrado por la rebelión interna que ha sufrido la organización en los últimos meses. Manifiesta que los métodos autoritarios de Assange han disuadido a varios integrantes del equipo. Que algunos de los técnicos han llegado a boicotear internamente la Red para evitar que Assange lo controle todo. Hrafnson, el portavoz islandés, niega cualquier atisbo de rebelión interna.

Otro periodista de una cabecera internacional, que también prefiere ocultar su identidad, dice que, efectivamente, Assange es un tanto autoritario. Pero sostiene que en una organización como Wikileaks, sometida a tanta presión, es normal que haya debate y tensión. Y es lógico, por tanto, que haya un momento en que alguien tenga que tomar una decisión que no guste a todo el mundo. "Hay unos que son más partidarios de la acción que otros", describe.

P. Daniel Domscheit-Berg, su ex portavoz en Alemania, que ha abandonado la organización, dijo a Der Spiegel que usted actuó con él como fiscal, juez y verdugo. Sostiene que usted no tolera las críticas.

R. Daniel Domscheit-Berg fue suspendido de esta organización por un número de razones serias. Como muchas personas que son suspendidas, elige criticar las decisiones del que les emplea. Creemos que la confianza, la confidencia y actuar con integridad son componentes esenciales de nuestro trabajo. Por ese motivo decidí no criticar a Domscheit-Berg, a pesar de que sus declaraciones no nos han ayudado nada en estos momentos de dificultades.

Daniel Domscheit-Berg coge el teléfono en Berlín. Al oír lo que Assange ha dicho sobre su salida a este periódico, se revuelve, indignado. "En primer lugar, yo no soy su empleado. En esta organización no se paga a nadie. En mi caso, además, yo puse dinero en el proyecto", exclama, notablemente irritado.

El ex portavoz se declara estupefacto por su despido, que se produjo en septiembre. Asegura que al menos cinco personas han abandonado Wikileaks por estar en desacuerdo con los modos de Assange. "La gente no quiere que un dictador esté al frente de una organización tan poderosa, que maneje una información tan sensible. Julian se está comportando como un dictador y yo no trabajo para dictadores, yo lucho contra los dictadores".

El activista alemán, de 32 años, afirma que sus palabras no son fruto de una "vendetta personal". Y señala que Wikileaks ha ido perdiendo algunas de sus señas de identidad. "Yo no sé si el Pentágono estará o no en estos momentos detrás de Julian. Pero el hecho de que pueda estarlo demuestra que se ha cometido el mayor de los errores: Wikileaks nació como una organización en la que estaba involucrada mucha gente de modo que nunca pudieran ir a por una sola persona. La gente debería ser intercambiable, lo importante es el proyecto, es un movimiento. ¿Qué es Wikileaks ahora, una organización o el show de Julian Assange?".

El controvertido fundador de Wikileaks no deja indiferente a nadie. Fascina a unos, irrita a otros. Para unos es el último héroe del periodismo, un hombre que desafía la lógica de un mundo cínico en busca de la máxima transparencia. Para otros, un idealista naif que cree que todo se puede contar, cuando hay cosas que el sentido común indica es mejor no publicar. Por ejemplo, aquellas que pongan en peligro la vida de las personas. De eso le acusan desde varios frentes. De haber revelado la identidad de informantes afganos que ahora son blanco fácil para los talibanes.

P. Su decisión de publicar los nombres de informantes afganos al hacer públicos los papeles de Afganistán levantó polvareda. Bill Keller, director de The New York Times, dijo: "Su decisión de hacer públicos los datos tuvieron consecuencias potenciales que, creo, cualquiera, sea cual sea su visión de la guerra, encontraría lamentables". ¿Considera que cometió algún error, que puso en peligro alguna vida?

R. Al publicar 76.000 de 90.000 documentos clasificados, hay muchas cosas de las que hablar. Esos documentos revelaron la hora, fecha, lugar y circunstancias de la muerte de cerca de 20.000 personas. Y punto. En los dos meses desde que el material fue publicado, hasta donde se puede determinar hoy, ningún civil afgano ha sido dañado por la publicación de los papeles. Eso no quita para que estos sean temas muy serios e interesantes, y por ese motivo retiramos uno de cada cinco documentos. El hecho de que Bill Keller tenga necesidad de dedicar su tiempo a hablar de este tema, que no está asociado a la muerte de nadie, comparado con los temas que han llevado a la muerte de cerca de 20.000 personas, y la muerte de cientos en los últimos dos meses, es un reflejo de la dificultad que tiene The New York Times para criticar al Ejército en Estados Unidos.

P. Alan Rusbridger, director de The Guardian, nos decía hace unos días con ironía que los medios tradicionales han abandonado el periodismo de investigación porque es caro y no muy sexy. ¿Está de acuerdo?

R. Sí, lo han abandonado casi por completo, es cierto. El peaje que pagas es caro: te crea enemigos, genera gastos en prevenir ataques judiciales, y se producen ofensivas contra los intereses de los editores. Yo creo que los lectores sí demandan periodismo de investigación, pero el coste por palabra en relación con otras formas de periodismo es alto, especialmente, el periodismo subvencionado por intereses especiales.

P. ¿Pero cree que la mayor parte de los grandes medios de comunicación occidentales están subvencionados por intereses especiales?

R. Eso no es exactamente lo que yo quería decir. Ese también es un factor. Yo me refería a los miles de millones de dólares que el Ejército de EE UU gasta al año en su comunicación de asuntos oficiales para producir contenido tutelado como vídeos, fotos y notas de prensa que al final son historias gratis para que los periodistas les pongan la firma. Y similares contenidos tutelados producidos por empresas y Gobiernos. En ese sentido, los periódicos y las televisiones se convierten en seleccionadores de contenidos tutelados.

P. ¿Cree usted que esto va a cambiar? ¿Cree que la revolución digital e iniciativas como Wikileaks traerán periodismo independiente?

R. Podemos ir en las dos direcciones. Puede que lleguemos a un sistema en que haya una mayor fiscalización y acuerdos internacionales para suprimir la libertad de prensa o puede que vayamos a un nuevo estándar en que la gente espere y demande material que exponga más a los poderes; y un entorno comercial en que este tipo de exposición sea rentable; y un entorno legal en que esto esté protegido.

P. ¿Es usted optimista al respecto?

R. Estamos en el cruce de caminos entre esos dos futuros. Por eso es tan importante y tan interesante estar involucrado en esto. Con nuestras acciones de ahora determinamos el destino del entorno mediático internacional de los próximos años.

Assange se muestra como un entrevistado rebelde. Resulta muy difícil conseguir colar una pregunta en medio de sus pausados discursos. Eso sí, muchas de las cosas que dice son sustanciosas. Si no, véase su reflexión sobre lo que le ha supuesto su experiencia en Wikileaks:

"Cada persona tiene una trayectoria única en la vida, pero, en los últimos tres años y medio, yo he tenido una experiencia realmente única. He leído más documentos filtrados, posiblemente, que ninguna otra persona en la tierra. De muy distintos temas. Igual hay gente que ha leído muchos, pero tal vez no de tantas y tan distintas organizaciones a lo largo de mundo. He obtenido más filtraciones internas que ninguna otra persona y he dirigido una organización que ha recibido muchos ataques de organizaciones poderosas, de secretos y neuróticos cultos. Antes de estar metido en esto, creí que sabía bastante de cómo funciona el mundo, he hecho cosas significativas e importantes antes que esto. Pero nada me preparó para la realidad con la que me he encontrado. Mi perspectiva ha cambiado mucho".

P. ¿Y qué ha visto?

R. No sé si es posible comunicar lo que he aprendido. Hay dos cosas que me vienen a la mente. La primera, la muerte a escala mundial de la sociedad civil. Rápidos flujos financieros, por transferencias electrónicas de fondos que se mueven más rápido que la sanción política o moral, destrozando la sociedad civil a lo ancho del mundo. El poder económico permite a oportunistas en cualquier sociedad conectada al sistema financiero global extraer riqueza robada con un comportamiento inmoral para llevarla a destinos lejanos o a oscuros y opacos vehículos financieros difíciles de atrapar. En este sentido, la sociedad civil está muerta, ya no existe, y hay una amplia clase de gente que lo sabe y está aprovechando que saben que está muerta para acumular riqueza y poder.

P. ¿Cómo...?

R. Y la segunda cosa que he visto, que opera en combinación y en oposición a esta, es que hay un enorme y creciente Estado de seguridad oculto que se está extendiendo por el mundo, principalmente basado en Estados Unidos. Cualquier Estado, si quiere sobrevivir, tiene que inscribirse con uno de los tres proveedores de inteligencia y sistemas armados. Los proveedores son el Imperio occidental, Rusia, antiguo Imperio soviético, y China, que aún no es un imperio, pero empieza a moverse en esa dirección. El Estado de seguridad oculto que se está extendiendo por el Imperio occidental tiene su centro de gravedad en Estados Unidos, pero es una red de tutelaje que existe en todos los países occidentales y conecta a todos los países occidentales. En EE UU, a pesar del colapso financiero, su poder económico ha crecido: su porción de recursos económicos ha crecido entre 250% y 300% desde los noventa. Para dar un ejemplo concreto, y en este caso cito a Dana Priest -dos veces ganadora del Pulitzer-, de The Washington Post, hay 817.000 personas trabajando en labores de seguridad top secret.

P. ¿Y esas estructuras velan fundamentalmente por salvar al capitalismo?

R. Las grandes corporaciones han penetrado tanto ese Estado de seguridad opaco y el sistema político que se están llevando todo el valor añadido por los contribuyentes.

Assange afirma que en Estados Unidos hay ahora una tensión entre el sistema nacional de seguridad paralelo y lo que denomina anarcocapitalismo, es decir, las grandes empresas. Compara el Estado de seguridad paralelo norteamericano con el que construyó Putin para dominar a los oligarcas.

Para terminar, Assange, que no deja títere sin cabeza, reserva su traca final para los complacientes medios de comunicación. "Los medios de comunicación internacionales son un desastre. Estamos en una buena posición para verlo porque nos llega material política e históricamente significativo, lo liberamos, y vemos cuántos medios se hacen eco y con qué rigor. Podemos ver también los esfuerzos para suprimir la información que damos. Mi conclusión es que el entorno de los medios internacionales es tan malo y tan distorsionador que nos iría mejor si no hubiera ningún medio, ninguno".



Se acaba la entrevista. Assange se levanta y muta. Se convierte en otra persona. Se desprende de un plumazo de toda su intensidad y gravedad. Se vuelve ligero, encantador, sonríe. Rejuvenece. Lo último que dice, una vez apagada la grabadora. "No creas a nadie. No creas a nadie. No creas a nadie. Te estarán mintiendo.


Es difícil explicar muchas veces cuales son las razones por las que todos los días nos ponemos en marcha. Supongo que habrá tantas como tantos somos. Todos los días compruebo como la mayor parte de los condimentos con que aderezamos los platos que nos comemos son los mismos. Pueda que quizás sea que nuestro paladar ya solo admita ciertos sabores, ciertos alimentos. Veo en todos ellos como el pan nuestro de cada día es la necesidad de atender todas aquello de lo que somos responsables. Siempre existe la obligación de pagar por estar donde estamos, de ser lo que somos, de tener lo que tenemos, ...después nuestras responsabilidades derivan hacia otras personas, hacia los tuyos. Benditas obligaciones pues estas si siempre tienen su gran parte de ilusión, de cariño, de felicidad. De inmensa felicidad. Sin embargo existe un elemento que cada vez hecho más en falta a la hora de preparados la comida diaria. La ilusión por lo que uno hace lo que hace, la ilusión que hace que avancemos buscando ser mejores. Esta ilusión, estas ganas y este interés por lo que uno se trae entre manos compruebo que se nos va escapando entre los dedos y muchos no son capaces de cerrarlos, solo miran como lo único que queda son unas manos manchadas y vacías.

Me duele ver como se va descuidando y despreciando el hacer las cosas bien, como se vive, se trabaja y se piensa excusándose en estúpidos planteamientos. Se prima lo urgente, se pierde la perspectiva de que es lo interesante y lo que no lo es. La falta de ganas por ser y hacer las cosas de mejor manera no se queda en eso, no se limita a ser un "nada", no. Esto hace que con el tiempo las relaciones, las actividades, los planes futuros, la búsqueda de metas,...nunca lleguen a lograrse. Este condimento no es que le conceda a la comida el punto de sabor definitivo, que también, más bien quiero decir que su falta hace que la comida sea intragable.

De todas formas, sitios donde comer hay unos cuantos. Y también la posibilidad de hacerte un buen bocadillo



Durante estos últimos días entre los compañeros de trabajo nos hemos planteado varias veces la misma pregunta: “Oye … ¿tu vas hacer huelga el próximo día 29?”

Ante esta cuestión surgen razones y motivos de lo más variados, dependiendo de si alegan preferencias políticas, razones económicas,…y hasta el miedo a la actuación de los piquetes.

Yo si voy a trabajar el próximo 29 de septiembre, es decir yo no voy a secundar “esta huelga general”. Me refiero a esta pues estaría dispuesto, ya hace tiempo que lo estoy, a levantar la voz ante todo esto que estamos sufriendo, ante toda la pandilla de ineptos que nos gobiernan. Y no estoy pensando solo en el Gobierno, estoy también pensando en todas aquellas personas que tienen responsabilidades de índole económico, pero también, de índole intelectual, moral, … y que no han sabido estar a la altura de las circunstancias y que nos han llevado a esta situación de desgaste económico y de desgaste social, e incluso de desgaste individual. 

Siempre dije que todo esto es parte de lo que nos merecemos, quizás no todo, pero si gran parte es consecuencia de años de desorden y de una estúpida ceguera que no nos permitía ver lo que teníamos delante, ni lo que era importantes y lo que no.

Dejando al margen estas cuestiones el caso es que el próximo miércoles 29 de septiembre se celebrará una Huelga General, la primera planteada a Zapatero, por unos sindicatos que fueron sus compañeros de parrandas, de no muy lejanas parrandas. Y ante este hecho se me plantean una serie de cuestiones que hacen que no me identifique para nada con esta movilización y que resumo en la siguiente relación:


  1. Cuando se protesta es importante saber contra quien se protesta. Entiendo que debería ser contra el Gobierno como responsable “máximo” de la situación del país. Pues no, yo ya he oído y visto de todo. Los lamentables videos de la UGT se dirigen contra el PP, contra la clase empresarial,… e intentan desgastar lo mínimo posible a Zapatero y a su gobierno.
  2. ¿Por qué se protesta?. No se protestó cuando el numero de parados llegó a 4.000.000 de personas, ni cuando por todos las esquinas del país las empresas planteaban ERES a diestro y siniestro, ni cuando el triste autónomo tenia que cerrar su chiringuito (los siento yo a estos también los veo como trabajadores), ni cuando los convenios pactaban congelaciones y bajadas de sueldo,…Ahora se protesta porque a los funcionarios, los únicos que tienen un puesto asegurado de por vida, se le congela el suelo. Tiene narices el tema
  3. ¿Para que vale esta huelga? Esta huelga es una farsa, pues se celebrara después de que haya sido publicado en el BOE la ley 35/2010, ley que reforma el mercado laboral. A mi esta cuestión me huele a gato encerrado. De que vale manifestarse contra una ley aprobada en las Cortes y publicada en el BOE. Cambiara esto por celebrar una protesta general
  4. ¿A quien beneficia y a quien perjudica?. No se ha quien beneficia, aunque debido a la finalidad política de la misma creo que saldrá reforzado el Gobierno por una previsible baja participación y , en parte, a los Sindicatos por aparecer un día en las portadas de todos los periódicos justificando su razón de ser. Los perjudicados: esto esta clarísimo, todos nosotros, es decir, los trabajadores.
  5. No voy a secundar esta huelga pues, por su actitud de estos últimos años, tanto el Gobierno como los Sindicatos me parecen lo mismo. Por las decisiones de unos y las omisiones de los otros (cada uno que considere quien es quien en el reparto de papeles) hemos desembocado tener y ser lo que hoy somos a nivel laboral en este país. Por estos y por otros Gobiernos anteriores, por estos y por otros sindicatos anteriores.
  6. No apoyare a estos sindicatos mientras no se plantee de verdad su función para los tiempos en los que estamos. Están realmente fuera del contexto actual, y anclados en modelos del siglo pasado y que no los permiten defender a los trabajadores, a todos, y no solo a los que disponen de “contratos indefinidos”. Estos sindicatos solos se defienden a si mismos , a sus militantes y a sus liberados, a quienes, por cierto, pagamos todos nosotros con nuestros impuestos.
  7. No me ha gustado la desviación política de los sindicatos y su perdida de credibilidad frente un aumento del paro de manera escandalosa.
  8. En resumen, no quiero formar parte de una mentira, de este cuento.





Fotógrafo, influyente fotógrafo, cuyo trabajo tiene muy presente una cuidadosa puesta en escena, buscando eliminar de los cotidianeo cualquier atisbo de banalidad y tratando de sembrar en la conciencia de los espectadores cierta incomodidad y una acercamiento a los mecanismos psicologicos y a las emociones de sus personajes. Philip-Lorca diCorcia nos presenta fotografías donde la mezcla de lo real con la ficcion y con el deseo es un elemento que siempre está presente


(Más imágenes en el link contenido en "Fotografía)


oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.