Hay días malos, hay días donde un gran vacío lo ocupa todo, un vacío que te envuelve, te absorbe quitando días y ratos futuros y te traen recuerdos de tiempos pasados. Te recuerdas entonces de esos días de patios contiguos donde los juegos de los niños no sabían de paredes ni vallas, donde los balones saltaban de una casa a la terraza de la otra, donde las carreras empezaban en un salón y acababan en la habitación de la otra vivienda. Todo ello bajo la mirada de dos  pares de ojos amigos, de dos miradas cómplices y buenas. Dos miradas que hoy solo son una, una que hoy esta triste, una que no quiere mirar porque duele


Duele un vacío que no es tal, un vacío que deja cosas pendientes: cariños pendientes, ilusiones pendientes, proyectos, arreglos, charlas, risas, lloros,..


No creo que sea justo tener ese vacío, no es justo no tener a quien se quiere, no, no lo es



One Comment

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.