...de regreso a los días donde siempre me visto con las mismas ropas para hablar de las mismas cosas y escuchar las mismas palabras.

Atrás quedan jornadas que comenzaron con la salida hacia el sur de Granada y en donde se sucedieron los kilómetros, las paradas para cafés y mas kilómetros, la llegada al destino, la descarga de equipajes y de ilusiones, los paseos tranquilos por la orilla de la playa, las siestas tumbados mientras solamente se oía el tranquilo discurrir tiempo, las visitas a sitios y a calles dotadas de un cierto toque morisco, a castillos, a miradores, a iglesias, a bares, a monumentos, a lugares pintorescos, a desorientadas horas perdido entre plantaciones de chirimoyas, a sigilosos asaltos a fincas particulares para lograr aquel ángulo que te pedía la foto, a comidas con sobremesa, a baños en la piscina, a la lectura y más lectura que nos transportaba a otros sitios casi tan increíbles, e incluso más, a confidencias con la cámara de fotos, a charlas y risas, a mas fotos, a sueños tranquilos y a deseos, a veces, reprimidos, ...... a la carga de equipaje, a la limpieza de una castigada bicicleta, a kilómetros de regreso, a coger fuerzas para saltar hacia el interior de días con horarios, con hipocresías, con deudas que cubrir, .... de regreso a esos días que creía que ya se quedaban atrás.

ALMUÑECAR


Leave a Reply

oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.