Son días tranquilos los que últimamente veo y me paro a comprar en el quiosco que hay frente a la puerta de mi casa. Días donde las mañanas y tardes me traen una liviana carga de trabajo muy acorde con la época del año en que estamos, meses de vacaciones y de cierres. Las tardes, casi siempre, acaban con paseos en bicicleta o en tranquilos paseos junto a ella, tambien son tardes de terraza, cervezas y charlas y a veces tardes de cine. Unos atardeceres donde la cena da paso a insulsas películas en la television cuya trama siempre contiene escenas donde hay alguna que otra cabezada en el sofá entre cojines y piernas entrelazadas ....

Pero las noches y sus silencios llega siempre en el momento adecuado en que surge un abrazo antes de dormir junto con susurros ... susurros que fluyen de los labios y de las yemas de los dedos, susurros que van agarrado de las mano de silencios conocidos y sonrisas compartidas.



Leave a Reply

oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.