Ayer, lunes, era un precioso dia de primavera. El sol y las temperaturas ayudaban a la gente a sentirse optimista, alegre, con ganas de salir a pasear, a caminar a disfrutar de la vida. Y si estabas en Taboadela el dia todavia era mas bonito y apetecia aun mas salir a perderter por sus caminos, por sus pueblos.

Yo soy de un pueblecito llamado Taboadela, un lugar situado a pocos kilometros al sur de Ourense (Galicia).

No vivo allí, no vivo allí lamentablemente, pero me siento un vecino más del pueblo y muy, muy orgulloso de él, aún reconociendo la gran cantidad de carencias que arrastra el ayuntamiento, carencias y ausencias que ya son crónicas. La dejadez, el silencio, la falta de gestión, la culpable resignación, el chantaje, la complicidad,... son adjetivos que definen perfectamente las razones por las que un pueblo con las posibilidades de Taboadela se encuentre en la situación en la que está en pleno siglo XXI

Tenemos todo lo que se necesita para poder vivir bien. Es cierto que no somos un lugar donde se asiente la industria, nos somos una zona de recursos agrícolas y ganaderos, nos somos una gran ayuntamiento. Pero somos el mejor ayuntamiento de la provincia de Ourense, y esto desde luego es una opinión de lo más subjetiva, pues estamos muy cerca de todo.

Estamos muy cerca de todo y a la vez muy alejados

Mi municipio linda con el municipio de Allariz (quizás el mas turístico de la provincia), con el municipio de San Cibrao das Viñas y su Polígono Industrial y su Parque Tecnológico, con Ourense, la capital de la provincia nos queda a poco mas de diez kilometros, nos cruza la autovía de las Rias Baixas, con el mayor estación de ferrcarril de mercancías de la provincia, etc. Somos un punto sobre el que gira todo eso y somos, tambien, un sitio incomunicado, sin autobuses, sin medios que permitan a los vecinos desplazarse. Unos vecinos que cada vez descienden en número y aumentan en edad

Tenemos unas serie de poblaciones con un gran valor etnografico, con un valor social y patrimonial ciertamente interesante. Tenemos grandes zonas que se encuentra en un estado lamentable de conservacion tanto por la pérdida de población como por la inexistencia de medidas de mejora y conservación y que sin embargo son suceptibles de un gran aprovechamiento residencial

A pesar de todo esto, y con todo, los pueblos de Taboadela siguen siendo un lugar que realmente merece la pena.



Pero hace unos días una oscura sombra amenaza con castigar aun más el caminar de nuestro pueblo, una sombra que pretende "enterrarnos", y lo digo de manera literal, pues existe un peligro evidente para una zona de gran valor paisajístico, natural, con grandes posibilidades de desarrollo habitacional (si así lo quisiera el poder politico), una zona donde los vecinos viven y pasean y corren ...

A raiz de la publicación el pasado días 6 de mayo en el BOP de Ourense de la relación, concreta e individualizada, de los bienes y derechos afectados por el Proyecto de Construcción y la Plataforma de Integración Urbana e Acondicionamiento da red ferroviaria de Ourense, en los tramos Taboadela-Seixalbo y Seixalbo-Túnel de Montealegre, tuvimos conocimiento de la ocupación de los terrenos en los polígonos 41 y 42 y 44, por parte de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias, ADIF, para hacer un vertedero de los materiales de las obras

Dicha zona, como ya dije antes, es una zona de un gran valor paisajístico y natural, donde existen un número importante de viviendas (lugar deEspiñerio), Residencia de la Tercera Edad y Centro de día, empresas, granjas,... y que tiene a la localidad de Taboadela a menos de un kilometro al sur

Llama la atención que en el primer tramo que corresponde a Taboadela hay poco más de 30 parcelas afectadas, mientras que en el segundo son 277. En total, más de 300 para servir de vertederos para los escombros del AVE.

En la propuesta inicial de Ministerio de Fomento y de ADIF se contemplaban dos posibles alternativas: una haciendo un gran tunel , bajo la zona de Espiñeiro, y otra que contemplaba la posibilidad de hacer una estructura elevada que salvaria el río do Mesón de Calvos hasta núcleo de Santa Leocadia, y que finalmente fue la que triunfó por razones economicas.

Para poder ejecutar cualquiera de las dos alternativas se reservaron distintas zonas, con 10 subzonas en total, casi 50 hectáreas. Lo indignante, y de ahi parte de las razones de las quejas vecinales, es que se expropiaran las parcelas (expropiaciones definitivas, de partes de las parcelas, en algunos casos curiosos, de ocho, nueve metros, hasta dos mil o tres mil metros) a los vecinos de manera definitiva para acumular, ya no solo los materiales que se puedan producir en el entorno, sino los que se extraigan del túnel de Rante que dista 6.5 quilómetros del vertedero y los del tramo que va de Seixalbo al túnel de Montealegre.

Ante todo esto los vecinos de Taboadela, un gran número de ellos, dejamos el sol de un día magnífico, los paseos, las charlas y los juntamos para hablar, para adoptar las medidas necesarias para que nuestro patrimonio natural, nuestras casas, nuestras fincas y nosostros mismos dejemos ya de ser un lugar que no importa

Taboadela si que importa, por lo visto ayer, y por las respuesta que estoy seguro van a tener todos los vecinos. Taboadela empezo ayer a sentirse orgullosa de ser y de poder ser un mejor lugar para nosotros y para los que vendrán


Ayudanos a que se nos escuche: firma aquí
#VertederosAveTaboadela

 


Leave a Reply

oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.