Todavía no me había estrenado este año. Ha sido un inicio de año con bastantes cosas que atender, fundamentalmente cuestiones de tipo laboral y, principalmente, un final de embarazo que me han llevado a utilizar el tiempo en otras cuestiones más que atender este desamparado blog. 

De las dos razones que indique anteriormente, sin duda alguna la segunda me ha permitido formar parte de la historia más bonita que he vivido. Fue el pasado día 22 de marzo. Fue durante ese sábado de Semana Santa a las 13:35 horas cuando vino al mundo mi hija, la hija de Susana y mía. Llegó Carlota y con ella se abrieron de par en par toda una multitud de puertas por donde salieron en tropel una bandada de sentimientos volando en todas direcciones dejando tras de si un áurea de inmensa felicidad. 

Todo fue increíble, desde el peregrinaje hasta las urgencias del hospital debido a unas cada vez mas presentes contracciones, hasta una larga y, a la vez, corta noche por los pasillos y habitaciones prácticamente desiertas de un hospital que también tenia gran parte de su personal de vacaciones, el momento del parto, viendo el tesón, el sufrir, la ilusión de mi mujer y que se acompañaba del trabajo de unas matronas y de un personal medico, el maravilloso momento de ver la cara de mi hija, su preciosa cara, mientras lloraba presentandose al mundo, la sonrisa y las lagrimas de mi mujer, de la madre,...y de todos los que fuera me estaban acompañando: padres, hermanos, amigos,....

Por esos momentos estoy, sigo estando muy agradecido.... y enormente feliz. 

Gracias Carlota mía

video


3 Comments

  1. Eres un puto genio..
    Carlota estara orgullosa!!

    ResponderEliminar
  2. Me he pasado el vídeo torciendo a un lado y a otro la cabeza para seguir con mi mirada los ojos -ora abiertos ora cerrados- de Carlota. Como en una especie de slalon de emociones en el que mi único trineo era la sonrisa que me nacía con cada una de sus apariciones.
    Ha llegado y lo tiene todo por delante. Ahora no se da cuenta pero llegará un día en el que descubra lo afortunada que es por tenerte a su lado.

    En eso le llevo ventaja a la pequeña Carlota. Yo ya lo sé hoy.

    Tres besos.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tener un hijo es el regalo más bonito que se puede tener...

    ResponderEliminar

oscuroabismo. Con la tecnología de Blogger.